Justifica Heladio Ramírez López asalto a la Cámara de Diputados

jueves, 12 de diciembre de 2002
México, D F (apro)- “La crisis del campo ya reventó”, advirtió el miércoles Heladio Ramírez López, presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), quien manifestó que las expresiones de inconformidad “se están dando por todas partes” El líder de la central campesina más grande del país calificó los actos de ayer en la Cámara de Diputados como una “desesperación” de miles de productores ante la falta de respuesta por parte del gobierno para solucionar sus problemas, agudizados con el TLCAN Sin embargo, aclaró que la organización que representa no puede estar de acuerdo con que se vulneren las instituciones “y se lleguen a los extremos de perturbar los trabajos tan importantes de la Cámara de Diputados, como del Senado de la República” “Si en algún instante los campesinos hemos tenido aliados muy decididos, con gran espíritu de responsabilidad, han sido justamente los legisladores; por lo tanto no vemos con simpatía el que se llegue a excesos que, en lugar de hacernos avanzar, a veces provocan que retrocedamos”, subrayó El exgobernador de Oaxaca afirmó que la CNC está por las propuestas creativas, el diálogo y los consensos, basados en el respeto a la ley, a pesar de que existe una desesperación creciente de los campesinos por su futuro incierto ante la importación indiscriminada de alimentos, principalmente de Estados Unidos Culpó de la situación al gobierno y explicó que cuando se tiene una visión muy ligera de los problemas, de pensar que no va a pasar nada, se tiene una lectura equivocada de la realidad: “El campo vive condiciones muy difíciles y estamos a unos cuantos días de que se abran las fronteras, y si bien es cierto que productos tan importantes como el maíz, fríjol y leche tienen todavía cinco años de protección, no podemos esperar a que se cumplan para tomar las medidas necesarias” En una conferencia de prensa efectuada luego de un encuentro con productores de fríjol de todo el país, Ramírez López afirmó que mientras que la pequeña economía de los más desamparados, particularmente de los campesinos, se siga deteriorando, la inconformidad puede desbordarse hasta ser inmanejable y, advirtió, la represión no será nunca el camino para debilitar la demanda de los desesperados “El campo ya no puede esperar”, expresó al demandar un presupuesto de 48 mil millones de pesos al agro para el próximo año y un “blindaje agroalimentario”, no menor a los 133 mil millones de pesos, ya que “el asunto es delicado y resulta importante atenderlo” Agregó que además de estos recursos se requiere que el gobierno haga un replanteamiento estructural del agro; que establezca una verdadera política de Estado y no simples programas sexenales; que se reconstituya al agro nacional “Nosotros hemos considerado que lo planteado por el Gobierno de la República en su propuesta de presupuesto para el campo, no sólo es insuficiente, sino, incluso, confuso, porque ofrece cuatro grandes fondos para reactivarlo, pero no da detalles sobre cómo, cuando todas las ramas de producción están en crisis de rentabilidad El líder de la CNC insistió en la necesidad de renegociar el Tratado de Libre comercio de América del Norte (TLCAN), demanda que, aseguró, no es un simple capricho o una irresponsabilidad, ya que se debe de tener tiempo para enfrentar la realidad social de un campo que se va hundiendo en la crisis, a pesar de que esto lo ve el gobierno con sus propios ojos Recordó que en las últimas semanas el sector se ha posesionado del debate nacional, y que salvo algunas expresiones de descalificación que provienen particularmente del gobierno, hay una conciencia prácticamente generalizada de la difícil situación que padecen los campesinos 11/12/02

Comentarios