Austeridad y aumento para seguridad pública, en el presupuesto del GDF

martes, 3 de diciembre de 2002
México, D F- El presupuesto solicitado por el jefe de Gobierno de la ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador es austero y considera reducciones en el gasto de secretarías, mientras que aumentan los recursos para seguridad pública, desarrollo social y construcción de vialidades, explicó el secretario de Finanzas del gobierno capitalino, Carlos Urzúa Macías De acuerdo con la propuesta que López Obrador dio a conocer el fin de semana, del gasto programable en 2003, que asciende a 73 mil 171 millones de pesos, se destinará 76 por ciento al gasto corriente, mientras que 24 por ciento restante cubrirá el gasto de capital De este modo, casi 13 mil millones de pesos se destinarán a obras públicas, en las que se tiene prevista la construcción de los distribuidores viales de San Antonio y Zaragoza, así como los segundos niveles en Viaducto y Periférico En cuanto al desarrollo social, el funcionario explicó que continuará el Programa de Apoyo a Adultos Mayores de 70 años, con el que se beneficia a 325 mil personas con un monto destinado de dos mil 604 millones de pesos Se prevé también otorgar 18 mil créditos para la ampliación de vivienda en lotes unifamiliares Además, se espera beneficiar a ocho mil familias con el programa de edificación de viviendas que se desarrolla en la capital De acuerdo con Urzúa Macías, el ingreso previsto en la iniciativa de Ley de Ingresos para 2003, es de 76 mil 793 millones de pesos, lo que significaría un incremento real de 53 por ciento respecto al previsto para el cierre del ejercicio fiscal de 2002 Así mismo, dijo el funcionario local, se prevé un ingreso propio del gobierno capitalino ligeramente superior a los 43 millones de pesos, de los cuales, un 86 por cuento se destinará al sector central y el resto, es decir, 14 por ciento, se canalizará a los ingresos de los organismos y empresas En cuanto a las participaciones correspondientes por parte del Gobierno Federal, se consideran 23 mil 585 millones de pesos, de acuerdo con la Propuesta de Presupuesto presentado al Congreso por el Ejecutivo Federal Finalmente, Urzúa consideró necesario establecer mecanismos para que la Contaduría Mayor de Hacienda de la ALDF ejerza atribuciones en materia de responsabilidades “resarcitorias”, con el fin de que pueda determinar la cantidad con la que los servidores públicos repongan los daños que hayan ocasionado a la Hacienda Pública 03/12/02