Citan a declarar en la PGR a Romero Deschamps y Aldana Prieto

viernes, 1 de febrero de 2002
México, DF - El líder petrolero, Carlos Romero Deschamps, deberá acudir en las próximas horas a la Procuraduría General de la República para declarar en torno a su presunta participación en el desvío de mil 100 millones de pesos de las arcas de Pemex hacia la campaña de Francisco Labastida El dinero habría pasado por el sindicato petrolero para luego ser canalizado al PRI De acuerdo con un documento emitido por la Unidad Especializada contra la Delincuencia Organizada, Carlos Romero Deschamps fue citado a declarar junto con el secretario de Finanzas del sindicato petrolero, Ricardo Aldana Prieto Ambos tendrían que acudir a la PGR el próximo martes La dependencia considera que existen bases para citarlos a declarar, aun cuando no se les ha fincado un ilícito Y, según versiones difundidas por el periodista Joaquín López Dóriga, el exsecretario de la Contraloría y Desarrollo Administrativo, Arsenio Farell Cubillas --ahora integrado a la campaña proselitista de Roberto Madrazo--, también habría sido citado a declarar Si es cierta dicha información, Farell sería el primer exsecretario de Estado priista en ser llamado por el actual gobierno para rendir cuentas En el oficio UEDO/1230/01 se pide a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores una "relación detallada" de todos los movimientos de Pemex y del sindicato petrolero durante el periodo del 1 de enero del 2000 hasta el 11 de diciembre del 2001 En tanto, el senador Eduardo Bours, quien perteneció al equipo de campaña de Francisco Labastida, ofreció explicaciones sobre sus declaraciones iniciales sobre el financiamiento del proceso En una carta con fecha 25 de enero, dirigida al representante priista ante el IFE, Jaime Vázquez, dice que "por una confusión de mi parte" dio mal las cifras sobre las aportaciones que recibió para la campaña por parte de la iniciativa privada Cuando se destapó el escándalo, Bours dijo a la prensa que había conseguido, él solo, 890 millones de pesos de aportaciones de empresarios Ahora asegura que esa cifra se refería al tope de gastos de campaña Sin embargo, si esto fuera cierto, de todas formas viola la normatividad, ya que el tope de gastos estipulado por el IFE para esa campaña fue de 491 millones 816 mil 870 pesos Además, en la carta el senador niega que hubiera servido de enlace entre los empresarios y Labastida, y que todo el dinero que entró a la campaña desde la iniciativa privada se hizo a través de la Secretaría de Finanzas Pero antes había dicho que él reunió gran cantidad de dinero a través del "boteo" entre empresarios Expresó que, efectivamente, fue el enlace con la iniciativa privada e hizo todo lo que pudo para reunir gran cantidad de recursos Eso, dijo, es algo normal, pues en una campaña no hay dinero que alcance Reuní "alrededor de 900 millones de pesos, un poquito abajo del tope" de campaña, monto que fue validado por el IFE No obstante, en la carta lo niega todo y dice que fue una confusión Agrega que él trabajó de cerca con la sociedad civil, no con empresarios, y que siempre se apegó a la normatividad vigente01/02/02

Comentarios