No hubo presiones para que Castro saliera de Monterrey, insiste la SRE

viernes, 5 de abril de 2002
México, DF - Ante la exigencia, por parte de legisladores, de una explicación sobre el problema con Cuba y la imposibilidad del canciller Jorge Castañeda de comparecer ante ellos, la Secretaría de Relaciones Exteriores envió a diputados federales una carta en la que sostiene que no hubo ninguna clase de presión al presidente cubano, Fidel Castro, para que abandonara la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo, realizada en Monterrey en marzo pasado La carta, suscrita por la SRE, en ausencia del canciller Castañeda, quien se encuentra en Ginebra, señala que ni a Fidel Castro ni a ningún otro jefe de Estado presente en la cumbre de Monterrey se le asignó tiempo de estancia en el evento Cada gobierno determinó la duración de la estancia de su mandatario y comitiva, de conformidad con el protocolo en esta clase de eventos, asegura Por ello, pidió "no insistir en las versiones de que el gobierno de México fue objeto de presiones para pedir al mandatario cubano aquello que, de todas formas, ya había anunciado: su participación en la reunión por el mínimo de tiempo posible" La misiva fue enviada a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, y en ella también se asegura que el gobierno mexicano jamás actuaría ni actuará en contra de ningún gobierno con el que se tengan relaciones diplomáticas La Cancillería dice que México hizo la invitación a Castro con el tiempo necesario para preparar su visita: desde el 28 de enero pasado De hecho, agrega, dicha carta sólo era una confirmación de la invitación hecha a Cuba por los organizadores de la ONU desde el 21 de diciembre pasado, precisa Refiere que, en respuesta, Fidel Castro confirmó su asistencia hasta la noche anterior de su llegada, cuando el evento ya estaba en marcha Recordó que el anuncio lo hizo a través de una carta entregada al presidente Vicente Fox y en la que le dice que no confirmó antes su visita debido a la gran cantidad de trabajo que había tenido "En ese contexto debe ubicarse el párrafo en que menciona que tomó la decisión de realizar el esfuerzo extra y participar por el mínimo de tiempo posible", dice la Cancillería "Ese tiempo mínimo, por su naturaleza, supone un plazo menor de estancia si se le compara con el tiempo que otros mandatarios, la gran mayoría, destinaron a su participación en la cumbre El propio presidente Castro adoptó esta decisión y no es, de ninguna manera, atribuible al gobierno de México ni a su conjunto, ni a ningún servidor público de nuestro país en lo individual", destaca En otro punto, y ante la interpretación múltiple que se ha hecho del incidente, la Cancillería pidió "no sacar de contexto" la decisión que tomó Fidel Castro en Monterrey Finalmente, expresa: "No huelga señalar ante ustedes, como representantes de la soberanía popular, que el presidente Castro asistía, como todos los demás participantes, por derecho propio y que el gobierno jamás ha actuado ni actuará en perjuicio del gobernante de un país con el que se sostengan relaciones diplomáticas cordiales" En tanto, y luego de que la proyectada comparecencia de Castañeda --este viernes-- ante el Senado quedó suspendida, senadores priistas exigieron a su coordinador, Enrique Jackson, que impulse el hecho de fijar una fecha concreta para el encuentro Y es que a pesar de que Castañeda argumentó que estaría fuera del país durante todo el mes, lo cierto es que el jueves regresó para estar aquí hasta el lunes Fue precisamente la junta de Coordinación Política del Senado la que echó mano del argumento de que Castañeda estaría de viaje para dejar la comparecencia hasta fines de abril, y decidió que sería el propio funcionario el que fije la fecha del encuentro con mediación de la Secretaría de Gobernación Oscar Cantón Zetina dijo que esta postura es "sospechosa" Agregó que si la directiva del Senado no fija por sí misma la fecha en los próximos días, "vamos a formular un llamado a la mesa directiva No podemos permitir que haya sospecha alguna de que los legisladores del PRI están encubriendo violaciones a la política exterior o actitudes morosas para dar pie a que el tema de Cuba se enfríe" Por su parte, la senadora priista Alicia Garza Galindo apuntó que Castañeda evade el encuentro con legisladores --también se le quería citar ante diputados-- porque no quiere "enfrentar los severos cuestionamientos que el Senado tiene que hacerle en una serie de materias ampliamente sensibles al interés nacional"04/04/02