Se pronuncia la CIDH por la creación de un ombudsman eclesiástico

viernes, 3 de mayo de 2002
Oaxaca, Oax - El juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Sergio García Ramírez, se pronunció por que la Iglesia Católica cree la figura de un ombudsman eclesiástico para vigilar los derechos humanos de sacerdotes y feligreses, así como organismos civiles que defiendan a quienes se sientan agredidos por los medios de comunicación Entrevistado en esta ciudad para participar en un diplomado denominado "Tutela internacional de los derechos humanos", y fresco aún el escándalo de pederastia dentro la Iglesia católica norteamericana y mexicana, el abogado destacó que existen muchos ámbitos en donde falta desarrollar instituciones vigilantes de los derechos humanos Dos de estos círculos son el eclesiástico y el de los medios de comunicación, dijo Estas declaraciones se dieron en respuesta a la demanda de sacerdotes que piden la creación de un organismo humanitario que los defienda de la represión que hay al interior de la cúpula católica García Ramírez señaló:: "A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César" Aclaró que el ombudsman tiene que ver más con grupos sociales, con la relación entre el Estado, el poder público y los particulares, y la Iglesia no es un poder público lidiando con particulares Sin embargo, manifestó también que la Iglesia puede crear un defensor de los derechos de los feligreses o de los derechos de los clérigos en relación con sus propias jerarquías Es decir, este ombudsman no puede operar desde el Estado, sino desde la Iglesia misma Luego, abordó el tema de los recientes diferendos entre México y Cuba, que han puesto a ambos países al borde de la ruptura de relaciones diplomáticas García Ramírez manifestó su pesar por lo sucedido y dijo que es deseable que el gobierno de Vicente Fox tenga inteligencia, prudencia, ecuanimidad y sentido común para enfrentar esta situación El autor de más de 40 libros y numerosos artículos de revista, de investigación, docencia y divulgación, destacó que durante muchos años "ha prevalecido una tradición amistosa con Cuba, y ojalá lo que ocurrió no altere esa buena relación, ese trato cordial y fraterno que había entre mexicanos y cubanos", puntualizó Y recordó: "Para mí es inolvidable la imagen del embajador cubano que, acompañando a Francisco I Madero, trató de protegerlo y defenderle con su condición de diplomático frente a la dictadura huertista? son gestos de hermanos, como lo es también la presencia de muchos refugiados cubanos en México y viceversa" Esto quiere decir que hay una relación entrañable entre ambos pueblos, y que lo que ha pasado es muy deplorable; sin embargo, confió "en que tengamos la inteligencia, prudencia, ecuanimidad, sentido común para resolverlo pronto y bien"02/05/02