Hacia una nueva Ley Federal de Telecomunicaciones

viernes, 31 de mayo de 2002
Prácticamente amarrado en la Cámara de Diputados el acuerdo en torno de una reforma eléctrica, al menos en leyes secundarias, el siguiente paso de las diversas fuerzas políticas representadas en el Poder Legislativo es rescatar el trabajo realizado en materia de telecomunicaciones, con el fin de avanzar en estas modificaciones estructurales que el país requiere para lograr un crecimiento de cuando menos un punto porcentual adicional al crecimiento del Producto Interno Bruto De esta manera, y una vez que los legisladores ultimen los detalles en torno de las modificaciones al sector eléctrico, de inmediato pondrán sobre la mesa de discusión el tema de las telecomunicaciones Por lo pronto, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) impulsa acciones para expandir la telefonía en todo el territorio mexicano, al tiempo que promueve la estimulación en el desarrollo de las telecomunicaciones mediante una regulación diferenciada que reconozca las disparidades económicas regionales De igual modo, busca lograr el acceso y la penetración en zonas donde la competencia no lo cubrirá Con base en información proporcionada desde su área de Planeación y Análisis Económico, la Cofetel da cuenta de una estrategia con doble objetivo: detonar el servicio de las telecomunicaciones en las zonas marginadas del país y generar una mayor competencia entre los concesionarios de este sector Para ello, a decir de Abel Hibert Sánchez, comisionado de la referida área, es necesario impulsar acciones concretas por parte de los gobiernos federal, estatal y municipal, así como de concesionarios de servicios telefónicos que incentiven al sector de las telecomunicaciones y permita la expansión de los servicios de telefonía local en todo el país Debido a que México se encuentra en el nivel más bajo en cuanto a teledensidad respecto de otros países con un desarrollo similar al nuestro --Colombia, Brasil, Argentina, Chile y Uruguay--, la Cofetel enfrenta el reto de potenciar la telefonía local en todo el territorio nacional Y es que en cuanto al acceso a este servicio telefónico contamos con un déficit de ocho millones de líneas respecto de nuestro PIB per capita, de acuerdo con cifras del Área Económica de la Cofetel Incluso, en el Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes 2001-2006 se reconoce que una gran parte de la población mexicana aún carece de acceso al servicio telefónico El comisionado Hibert Sánchez explicó que ante esta realidad, el principal reto de la Cofetel es, en un marco de sana competencia, multiplicar el número de líneas, a fin de incrementar la penetración y cobertura del servicio y así alcanzar una mejor distribución geográfica De esta manera, agregó, se distribuirían de forma más equitativa los beneficios sociales de este servicio y, en consecuencia, bajarían los costos de las tarifas telefónicas Según cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), México se encuentra entre los países que tienen más altas tarifas telefónicas; de hecho, es la segunda nación con servicio telefónico más caro de todos los países que integran esta organización Tan sólo en los últimos cuatro años, la renta básica para el servicio residencial se incrementó 346 por ciento, y tenemos uno de los niveles más bajos del mundo en cuanto al número de líneas telefónicas por habitante, apenas 13 por cada cien, lo cual representa un porcentaje menor que el que tienen naciones como Perú, Bolivia o Paraguay Además de que prevalece la concentración del mercado en zonas de alta rentabilidad y una incipiente competencia, Telmex tiene 94 por ciento del mercado de telefonía local, 66 de las inscripciones al servicio de Internet, 78 del mercado del servicio celular --con la participación de Telcel-- y 795 por ciento de larga distancia (23 empresas que se disputan el 205 por ciento del mercado) Por lo anterior, el funcionario de la Cofetel destacó la necesidad de establecer una regulación que reconozca las diferencias regionales y enviar señales a los participantes del mercado para que atiendan la demanda de servicios telefónicos Fondo de cobertura social, beneficio en zonas marginadas Con la finalidad de enfrentar el déficit de acceso en zonas que no son rentables para las compañías telefónicas, se impulsará el Fondo de Cobertura Social, el cual apoyará la prestación de los servicios de telecomunicaciones de alta calidad y con tarifas accesibles El fondo será puesto en marcha con un monto de 750 millones de pesos, con base en el artículo XIX transitorio del Presupuesto de Egresos de la Federación 2001 De acuerdo con el documento "Retos de la Regulación de las Telecomunicaciones en México", elaborado por la Cofetel, se establece que en el caso de la expansión de la red a las zonas rurales o urbanas de menores ingresos, la política regulatoria estará dirigida a incentivar el acceso a las poblaciones con menos de 500 habitantes que carecen de servicio telefónico y en localidades urbanas con menos de dos mil 500 habitantes Para lograr atender esta demanda y cumplir con la meta de contar con una teledensidad de 29 líneas por cada cien habitantes, para el 2010, como se establece en el documento, el comisionado Abel Hibert destacó que México necesita atraer inversiones en el sector por más de 20 mil millones de dólares Así, el reto implica establecer una política tarifaria que incentive la construcción de la infraestructura en estas zonas del país, y contar con la participación de estados y municipios en el financiamiento de estos proyectos de infraestructura telefónica Por lo pronto, ya se creó un modelo de estimación de costos que permitirá calcular la cobertura potencial factible, de acuerdo con los recursos financieros que se puedan disponer Será necesario promover e impulsar el otorgamiento de concesiones en zonas de escaso desarrollo, así como aumentar la penetración del servicio de telefonía pública e incentivar la construcción de infraestructura en regiones con mayor necesidad de estos servicios y llevar a cabo proyectos como el que "llama paga" para telefonía local Algunas empresas telefónicas ya comienzan a desarrollar estos proyectos Incluso, representantes de Alestra y Avantel consideran que es necesario contar con tarifas diferenciadas que arropen un sistema tarifario en el que se cobre por minuto, como si fuera telefonía pública Por su parte, Telmex prevé la aplicación de un proyecto que buscaría dar servicio básico a 730 localidades En principio, se estima que puede tener un convenio de entre 300 y 500 líneas bajo el concepto del esquema tarifario, el cual se aplicaría en 26 estados de la República, en beneficio de 56 millones de mexicanos El interés por llevar y ampliar el servicio telefónico en las regiones de atención prioritaria, y sobre todo en las localidades de menor densidad demográfica del país, es uno de los retos principales por la importancia que tiene reducir el aislamiento y ampliar las oportunidades de desarrollo, igualándolas con las del resto del territorio nacional Uno de los elementos que contribuirá a lograr esas metas será el establecimiento de un marco regulatorio que elimine las barreras de la competencia y, en consecuencia, incentive la inversión Además, otro importante factor es el hecho de que la Cofetel impulsa diversas acciones tendientes a incrementar el acceso bajo un entorno de competencia, como es la licitación de frecuencias ?el cual ya se ha realizado-- para la prestación de servicio inalámbrico fijo, móvil, lo cual permite la aparición de nuevos operadores y la canalización de importantes montos de inversión en el sector También está el otorgamiento de concesiones a nuevos operadores de servicio local que utilizan medios alámbricos, lo que ha generado una ampliación en su base de suscriptores a partir de la segunda mitad de 2000 Los concesionarios se concentran en los mercados más redituables; sin embargo, el comisionado Hibert Sánchez precisó: "Es imperativo establecer los mecanismos que permitan aumentar el número de líneas telefónicas en zonas con baja rentabilidad, como grupos poblacionales de bajos ingresos" El perfil de la población, mayoritariamente de jóvenes que requieren de servicios de telecomunicaciones avanzadas, como el Internet, se presta para que el mercado siga creciendo, pues de acuerdo con estándares internacionales, existe un área de oportunidad que se reforzará con la norma regulatoria y la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones