La relación México-Cuba no se ha enfriado, asegura el embajador cubano

jueves, 20 de junio de 2002
Tepic, Nay - Las relaciones entre México y Cuba no se han enfriado, pese a la tensión que hubo "en su momento" entre ambas naciones, aseguró el embajador de Cuba en el país, Jorge Bolaños, a unos meses de que ambas naciones enfrentaran una crisis diplomática derivada de la queja del presidente cubano Fidel Castro contra el presidente Vicente Fox, a quien acusó de condicionar su participación en la Cumbre de Monterrey Bolaños, de visita en la entidad, ofreció una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno de Tepic, donde advirtió que no trataría nada sobre el problema entre Fox y Castro, generado a raíz de la difusión que este último hizo de la llamada telefónica en la que el mandatario mexicano le pidió no permanecer más de 24 horas en la Cumbre de Monterrey "Prefiero hablar de distensiones", recalcó Bolaños La tradición de las relaciones que han sostenido México y Cuba "es una muralla contra la que se estrella cualquier incidente o cualquier altibajo", indicó el funcionario cubano Además, expresó que "hay entusiasmo" de parte de La Habana por mantener la relación con México, y por eso "no hemos parado nada de lo que estábamos haciendo con este país" El intercambio entre ambas naciones en materia de salud, educación, comercio, industria, pesca, deporte y cultura continúa firme, explicó, y recordó que el año pasado la actividad comercial bilateral fue superior a los 300 millones de dólares Con esto se demuestra que la balanza comercial "es activa y provechosa", por lo que en breve el intercambio se realizará en diez estados de la República Mexicana, informó Bolaños Así mismo, anunció que el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría Domínguez ?quien lo acompañó en la conferencia de prensa--, en próximos días se reunirá con el mandatario cubano para establecer acuerdos y fortalecer las relaciones de colaboración de la isla con esta entidad en materia de salud, educación y agricultura En otro asunto, el diplomático cubano se refirió a la falta de unidad de los países latinoamericanos que adeudan al Banco Mundial o al Fondo Monetario Internacional, organismos severamente criticados por el gobierno cubano "Hay que reconocer que la deuda es moralmente impagable, pues lo que se ha pagado en intereses por los países deudores es mayor que el monto original de la deuda Este ya no es un problema financiero, es un problema de ética y moral, pues la deuda externa es una asignatura que tiene pendiente no sólo América Latina, sino todos los países subdesarollados", apuntó 20/06/02