El beso de Fox al Papa, parte de una "cariñosa bienvenida", según la Segob

viernes, 2 de agosto de 2002
México, DF - Ante la nueva polémica en que se ve envuelto el presidente Vicente Fox por haber besado el anillo del papa Juan Pablo II el martes pasado, la Secretaría de Gobernación hizo un intento de justificación del gesto del mandatario No hubo violación a la Constitución, aseguró, pues Fox lo hizo en su calidad de ciudadano, no de mandatario Además, dijo, fue parte de una "cariñosa bienvenida" "Esta dependencia?dijo el subsecretario de Asuntos Religiosos, Javier Moctezuma Barragán?afirma enfáticamente que no hubo ninguna violación a las leyes de la República" El funcionario fue abordado por la prensa para conocer el parecer del gobierno federal en este asunto, que ha provocado enorme molestia entre la oposición y entre la Iglesia Evangélica, que ya ha emitido un "extrañamiento" al presidente El artículo 25 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, dijo , no prohíbe al presidente besar el anillo papal Además, según dijo, en ningún lado se prohíbe a los funcionarios asistir a ningún acto de culto público Lo que se impide es que se haga con carácter oficial y Fox acudió en su carácter de ciudadano Agregó que el gesto de Fox no es inusual y la crítica que despierta en México causaría extrañeza en otros países "Lo mismo hizo en su época el francés Francois Miterrand, un presidente socialista En tal sentido es y fue una expresión espontánea, calurosa, animada por su fe católica Una expresión que va de acuerdo con su propia convicción religiosa",expuso Por ello, dijo que la Secretaría de Gobernación no tiene porque hacer un extrañamiento a Fox por este gesto, pues no hubo violación a la ley ni se puso en peligro la laicidad del Estado Mexicano "El estado laico es muy importante para México y es producto de una larga lucha histórica Pero en este caso, no se violó, en ningún momento, la laicidad del Estado", justificó Sobre la asistencia de Fox a la misa de canonización de Juan Diego, Moctezuma Barragán dijo que tampoco hubo violación a la ley, pues la ley no prohibe asistir a este tipo de actos "Creo?sentenció?que debemos acostumbrarnos a que el funcionario también tiene derechos y libertades de expresar en privado y en público su creencia religiosa y, como en el pasado, es posible que en el futuro existan presidentes ateos, agnósticos o con otra religión y el trato será diferente La laicidad está garantizada por las leyes y tenemos un presidente auténtico en su creencia que expresó una cariñosa bienvenida a su santidad"01/08/02

Comentarios