Llama Melquíades Morales al STPRM y al gobierno a dialogar

jueves, 26 de septiembre de 2002
Puebla, Pue (apro)- El gobernador de Puebla, Melquiades Morales, exhortó el miércoles al gobierno federal y al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) a privilegiar el diálogo para no poner en riesgo al país, mientras que en Guadalajara, Jalisco, el investigador universitario Javier Hurtado, advirtió que una huelga en Pemex pondrá al Estado mexicano al borde de la quiebra Al conocer la postura dada a conocer por el secretario de Gobernación, Santiago Creel, en el sentido de que no darían marcha atrás en la estrategia emprendida contra los líderes del sindicato petrolero acusados de corrupción, Morales Flores manifestó su preocupación por las consecuencias que acarreará la suspensión de labores de Pemex A unos días de que venza el plazo marcado por el gremio que encabeza el tamaulipeco Carlos Romero Deschamps, hay incertidumbre sobre el futuro inmediato para el país, y en este escenario los priistas siguen la pauta marcada desde la cúpula de este partido En este sentido, el mandatario poblano remarcó la conveniencia de que se separen los asuntos políticos de los de índole laboral, como han reclamado los petroleros en la última semana, a través de sendas marchas en el Distrito Federal "Que recurran al diálogo, que hagan acuerdos de altura sin que se ponga en riesgo al país", apuntó el Ejecutivo estatal En Guadalajara, el analista político Javier Hurtado, dijo que una huelga en Petróleos Mexicanos, provocaría un caos en todo el país y pondría casi al borde de la quiebra del Estado mexicano En tanto, el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ) se pronunció en términos similares y convocó al STPRM como al gobierno de Vicente Fox para que reanuden el diálogo y haya un acuerdo lo más rápidamente posible "La huelga en Pemex tendría repercusiones inimaginables, sería una tragedia, algo nefasto para todos nosotros los industriales, comerciantes y en general para el comercio interno y externo, así como para todos los mexicanos", comentó José Ramón Robles Gómez, representante del CCIJ Como presidente de la Comisión de Estado de Derecho del citado organismo privado, Robledo Gómez consideró que la situación "es sumamente riesgosa y, de concretarse la huelga, sería desastrosa para todos los sectores del país" Las repercusiones económicas son, por ahora, inimaginables y podrían llevar al país a una tragedia nacional donde todos saldríamos perjudicados y la situación no sería igual, sino peor a la sufrida tras el error de diciembre (de 1994) cuando la devaluación al arranque del sexenio de Ernesto Zedillo Finalmente, dijo que el asunto del emplazamiento a huelga no debe verse desde un ángulo partidista para proteger a algunos sectores o partidos, sino que debe analizarse desde una visión de estado para no convertirnos en rehenes de una situación como esta, "aunque nos queda claro que el trasfondo del problema es otro" y no el meramente laboral En tanto, Javier Hurtado, en declaraciones aparte, expresó que de estallar la huelga en Pemex se paralizaría el país porque es uno de los principales soportes públicos, por lo que pondría en jaque y prácticamente en quiebra al Estado mexicano, pues Petróleos Mexicanos aporta las dos terceras partes de sus ingresos No obstante, pase lo que pase, las repercusiones políticas, sociales, económicas y electorales por el conflicto con el STPRM, serán severas 25/09/02

Comentarios