Hussein desafía a la ONU y emplaza a Bush a debatir

lunes, 24 de febrero de 2003
En momentos en que se presentaba ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un proyecto de segunda resolución que recomienda una acción armada inmediata contra Irak, el presidente de esa nación árabe, Saddam Hussein, desafió a la ONU y le echó más gasolina al fuego al negarse a destruir los misiles prohibidos que le exigió el jefe de los inspectores del organismo multinacional En declaraciones a la cadena norteamericana CBS, Hussein propuso, en cambio, a su homólogo estadunidense, George W Bush, sostener un debate televisivo en directo El mandatario iraquí dijo no tener la intención de destruir sus misiles de largo alcance Al Samoud 2, tal como la semana pasada se lo exigió a su gobierno el jefe de inspectores de armas de la Organización de Naciones Unidas, Hans Blix “El misil está todavía en su etapa de investigación y desarrollo, y no ha llegado a su etapa final”, justificó por su parte el teniente general Hossam Mohamed Amin, principal funcionario iraquí que sirve de enlace con los inspectores de Naciones Unidas De acuerdo con el militar, los misiles Al Samoud 2 no entran en la categoría de los que la ONU ordenó a Irak destruir en 1991 Aquellos cuyo alcance supere los 150 kilómetros Por todo ello, el presidente Saddam Hussein negó que esos misiles constituyan una violación a las resoluciones de Naciones Unidas sobre Irak, toda vez que su alcance es menor Estados Unidos presentó el lunes un proyecto de segunda resolución que declara a Irak en franca violación de la 1441, y exige su inmediato y pacífico desarme a más tardar el 7 de marzo, o de lo contrario enfrentará una invasión armada Mientras tanto, los tambores de la guerra cada vez suenan con mayor insistencia en las fronteras iraquíes Un primer comando de soldados asignados a los aviones radar Awacs partía de una base alemana de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a Turquía, con la finalidad de proteger a esa nación de un eventual ataque iraquí Según el encargado de la flota, general de brigada Johann Georg Dora, el despliegue tiene un carácter meramente defensivo: “En ningún caso llevaremos a cabo una operación ofensiva”, garantizó ante un grupo de periodistas Entre tanto, desde el pasado domingo, bombarderos B-52, con capacidad para lanzar misiles crucero y bombas de precisión guiadas comenzaron a efectuar ejercicios bélicos sobre la región del Golfo Pérsico Según el Pentágono “las misiones (de las naves) serán realizadas en una base periódica y están destinadas a mantener la habilidad y la familiarización de los tripulantes” Los ensayos militares se producen en momentos en que la Unión Americana continúa concentrando tropas en la región ante la eventualidad de una ofensiva militar contra Irak 24/02/03

Comentarios