Exigen legisladores que Texas acate fallo de la CIJ

jueves, 6 de febrero de 2003
México, D F- “Así como el gobernador (de Texas, Estados Unidos) Rick Perry ha exigido que se cumpla el acuerdo internacional de aguas entre México y Estados Unidos de 1944, ahora debe cumplir el mandato de una corte internacional”, exigió el vicecoordinador del Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados, Eddie Varón Levy, en referencia al dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que ordena la suspensión de ejecuciones de tres mexicanos condenados a muerte en el vecino país, y que el gobierno texano se niega a acatar La postura del priista fue secundada en la Cámara baja, pero también en el Senado, en donde el priista Enrique Jackson, el perredista Jesús Ortega y el panista César Jáuregui, se pronunciaron en contra de la decisión de Perry de ignorar el fallo de la CIJ El presidente de la Cámara de Senadores, Enrique Jackson, demandó al gobierno de Texas que se ajuste al dictamen de la corte de la Haya, el cual da la razón jurídica a México, y por tanto, una gran autoridad moral para reforzar las peticiones en defensa de los mexicanos condenados en Estados Unidos A su vez, el coordinador de la fracción perredista en el Senado, Jesús Ortega, acusó a los norteamericanos de negarse a acatar las decisiones de organismos internacionales, por lo que “todos los países tenemos que hacer un frente común para establecer el estado de Derecho y que Estados Unidos se sujete a él” Ortega advirtió que el rechazo a acatar el dictamen de la CIJ sienta un precedente, seguramente poco positivo, para Estados Unidos Con él coincidió el senador panista César Jáuregui, quien opinó que la presión internacional obligará al gobierno de Texas a respetar el fallo y suspender la ejecución de tres de los 51 mexicanos condenados a la pena capital Entre tanto, en la Cámara de Diputados, el priista Eddie Varón Levy anunció que dará su apoyo desinteresado y vehemente al presidente Vicente Fox en todas las medidas que tome para defender a los 51 mexicanos que fueron condenados a la pena capital en el vecino país Tras destacar el triunfo que significa la suspensión de estas ejecuciones para el gobierno mexicano, Varón Levy advirtió al gobernador de Texas que deberá acatar la determinación del Tribunal internacional, pues de lo contrario, “su país estaría indefenso y sin autoridad moral para exigir a otros países el perdón o extradición de sus ciudadanos” Por su parte, el diputado panista Tarcisio Navarrete Montes de Oca advirtió que el gobierno mexicano irá hasta las últimas consecuencias y se buscarán todos los recursos judiciales para que se cumpla el ordenamiento del máximo Tribunal de la ONU No es posible, dijo, que Estados Unidos viole la Convención de Viena al no permitir la asesoría legal de los consulados Navarrete agregó que hay un consenso por parte de todas las fracciones en el Congreso para apoyar el dictamen de la CIJ y enviar un mensaje a Rick Perry para que reflexione sobre este tema Por su parte, el cónsul general de México en Austin, Texas, Ramón Mascareño, recordó el caso de César Roberto Fierro, uno de los mexicanos cuya ejecución fue una de las tres que la CIJ ordenó suspender, quien está preso en Estados Unidos desde hace 20 años, a lo largo de los cuales ha sufrido vejaciones y violaciones a sus derechos El diplomático calificó de histórico el hecho de que el gobierno hubiera recurrido a la Corte de la Haya para defender a los 51 condenados en Estados Unidos, pues a pesar de que administraciones pasadas han defendido estos casos, ninguno había recurrido a este órgano legislativo internacional 06/02/03

Comentarios