No recriminar, sino actuar ante la preguerra, pide Zinser

miércoles, 19 de marzo de 2003
México, D F- Luego de que el martes, en diversas entrevistas, reiteró la postura pacifista del gobierno mexicano respecto al ultimátum del presidente de Estados Unidos, George W Bush, a su homólogo iraquí, Saddam Hussein, para que abandone su país como condición para que no se desate una intervención armada sobre Irak, el embajador mexicano ante la ONU, Adolfo Aguilar Zinser, pidió no hacer recriminaciones en torno a la decisión de la Casa Blanca Por el contrario, dijo, lo que debemos hacer es tomar acciones ante la inminente guerra entre Bagdad y Washington En ese sentido, también refrendó la legitimidad de la Organización de Naciones Unidas, organismo que fue deslegitimado por Estados Unidos, debido a que la mayoría de los países miembros del Consejo de Seguridad se manifestaron en contra de la intención de Bush de atacar Irak, bajo el argumento no comprobado, de que el régimen de Saddam Hussein fabrica y posee armas de destrucción masiva y apoya al terrorismo internacional En la sesión del Consejo de Seguridad –a la que no asistieron Estados Unidos y sus incondicionales Gran Bretaña y España--, Zinser consideró que con los reportes de los inspectores de la ONU, que viajaron al país árabe para corroborar la existencia de armas de destrucción masiva, pero que el martes salieron de esa nación sin pruebas contundentes ante la inminencia del ataque, se hubiese podido lograr “el desarme pacífico de Irak” El diplomático mexicano recalcó que “no es momento de recriminaciones, sino de analizar las tareas que tenemos ahora que encarar, los retos que tenemos por delante en el sentido humanitario y si la guerra ocurre, de su reconstrucción (de Irak)” 19/03/03

Comentarios