Inmujeres, en la mira por manejos turbios del presupuesto

domingo, 2 de marzo de 2003
México, D F, (apro-cimac)- El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), que desde hace varios meses ha sido cuestionado por legisladoras de oposición respecto a su turbio ejercicio presupuestal, se encuentra nuevamente en la mira, luego de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó presuntas irregularidades en sus cuentas públicas El Inmujeres, organismo creado en 2001 y que pretende “promover y fomentar las condiciones que posibiliten la no discriminación, la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres”, recibió el pasado 31 de enero de parte de la ASF la notificación de irregularidades en el ejercicio de su presupuesto durante el primer semestre de 2002 El auditor superior de la Federación, Arturo González de Aragón, advirtió que el Inmujeres habría incurrido en un subejercicio por unos 30 millones de pesos Para 2002, la Cámara de Diputados aprobó para el instituto un presupuesto por 2204 millones de pesos González de Aragón sentenció que si a más tardar el 31 de marzo el Inmujeres no entrega documentos probatorios de que no existe tal subejercicio, la ASF presentará una denuncia de hechos contra el Instituto, porque habría violado los principios básicos de contabilidad gubernamental, de control presupuestal y cumplimiento de disposiciones legales La alerta de la ASF sobre presuntas irregularidades en el ejercicio presupuestal del Inmujeres en 2002, se circunscribe en el debate que desde el año pasado generó “la falta de claridad” del instituto en el manejo de sus recursos, y que llevó a que la dependencia encabezada por Patricia Espinosa, del gobernante Partido Acción Nacional, fuera duramente criticada por legisladoras de oposición La ASF hizo 19 observaciones al Inmujeres que se refieren a presuntas irregularidades en la asignación y reporte del presupuesto, pagos a sus trabajadores y trabajadoras, y “préstamos personales sin presentar la correspondiente propuesta a la Junta de Gobierno para su fijación”, entre otras Además, la Auditoría determinó que el Inmujeres “no definió metas ni indicadores estratégicos” que permitieran vincular el ejercicio presupuestal con el avance físico--financiero de los proyectos programados para 2002 Añadió que debido a esa irregularidad, la ASF “no pudo evaluar el cumplimiento programático-presupuestal del instituto durante el primer semestre de 2002” LA HISTORIA CONTINUA Fue en noviembre de 2002, durante una reunión con funcionarios de Hacienda, que diputadas federales de la Comisión de Equidad y Género observaron que el Inmujeres tendría hasta ese momento un subejercicio presupuestal por 34 millones de pesos En esa ocasión, el funcionario de la subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda, Héctor Villalobos, informó a las legisladoras que el Inmujeres tenía hasta noviembre un subejercicio de 20 por ciento en su gasto presupuestal Olga Haydé Flores, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), calificó como “preocupante” ese subejercicio Pero ya desde septiembre de 2002, las diputadas habían pegado el grito en el cielo por el anuncio de Patricia Espinosa, de que el presupuesto original del Inmujeres había sufrido --sin dar más detalles-- un recorte de cinco por ciento, es decir de 109 millones de pesos El presupuesto modificado para el Instituto quedó en 2096 millones de pesos, de los cuales --informó la funcionaria-- se ejercieron hasta el 31 de agosto de 2002, 754 millones de pesos, esto es, 36 por ciento del total Legisladoras como Hortensia Aragón, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y María Elena Chapa, del PRI, pusieron en tela de juicio la información de Espinosa Advirtieron que “no les cuadraban las cifras”, ya que en una reunión anterior con Hacienda, esta dependencia había reportado que el Inmujeres contaba con un remanente por 181 millones de pesos del presupuesto de 2001 La presidenta del Inmujeres contestó titubeante que aclararía con Hacienda esa versión, pero reconoció que, en todo caso, el remanente sería de 74 millones de pesos A todo esto, el pasado 19 de diciembre Patricia Espinosa aseguró a la prensa que el Instituto concluía sus actividades de 2002 “sin subejercicio fiscal” Desafortunadamente la auditoría de la ASF acaba de desmentir la afirmación prenavideña de la titular del Inmujeres Ahora resta que el instituto enseñe los documentos probatorios que demuestren, como lo declaró en un comunicado, que se ha apegado a “la legalidad y la transparencia” en el manejo de su presupuesto

Comentarios