Busca el Senado estrechar relaciones con el Congreso de EU

jueves, 4 de noviembre de 2004
* Impedir que la aprobación de leyes en el país vecino afecten a los mexicanos residentes, el objetivo México, D F, 3 de noviembre (apro)- Germán Sierra Sánchez, de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República, afirmó que con el fin de impedir la aprobación de disposiciones que afectan a los mexicanos en Estados Unidos, ese órgano legislativo “realiza intensos cabildeos para estrechar relaciones con el Congreso” estadunidense Además, dijo, “está en proceso de admisión la iniciativa de Ley de Protección al Migrante, un beneficio tangible e inmediato para hacer un frente común más sólido en la defensa de nuestros connacionales” Durante el seminario “Los trabajadores migrantes; un enfoque desde la globalización con dimensión social”, realizado en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Sierra señaló que, para el Senado, es una prioridad establecer lineamientos al respecto, que incluyen tipificar delitos como tráfico de personas, prostitución y pornografía infantil en la frontera Por su parte, Jorge de Regil, representante de la Organización Internacional de Trabajo en México, expresó: “Son los mismos empleadores los que invitan a los compatriotas a emigrar para ofrecer su mano de obra, necesaria para la organización y reajuste entre ambos países, dando como ejemplo las remesas enviadas a México, segunda base de la economía nacional” Sobre el trabajo de investigación de nacionales en el extranjero –que “en su mayoría viven reglamentados”--, De Regil dijo que “esto origina fuga de cerebros” Añadió que México tiene un número importante de investigadores, científicos y doctores en esta situación Al respecto, Claudia Franco Hijuelas, titular de la Unidad de Asuntos Internacionales de la Secretaría del Trabajo, se refirió “al pretendido control sobre los migrantes, a través de un registro continuo para acabar a largo plazo con este fenómeno” Explicó: “El terrorismo implicó un nuevo pretexto para implementar ese tipo de acciones, obligando a los ‘polleros’ a ampliar su actividad por medio de una organización de tipo mafiosa y como un concepto de gran empresa Son estos puntos los que deben ser parte de las nuevas políticas que México debe tener sobre los derechos humanos y laborales de quienes deciden irse a otro país” En cuanto a la inclusión de los indocumentados en las previsiones sociales americanas, Franco habló sobre la “doble problemática y tratamiento en ese tema, tanto para los migrantes indocumentados como para los legalizados” Señaló que ambos deben tener las mismas prestaciones que los trabajadores nacionales, y sostuvo que dicha postura es justificada con el programa de protección social llevada a cabo en Canadá desde 2001, que ha mostrado un efectivo funcionamiento tanto para la economía del país de origen como para los migrantes que prestan servicios A su vez, Juan Carlos Mendoza, representante del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, dijo que la migración no es un problema, sino un fenómeno que debe contemplarse a largo plazo “El efecto social debe ser la principal preocupación, más ahora que los connacionales han trastocado el sector rural y se ha iniciado una etapa de tránsito profesional Sin embargo, se debe permitir que se incorporen a un nuevo esquema institucional las visiones de derecho social y humano que merecen estos trabajadores y que éstas sean las bases para la articulación de una agenda compartida entre México y Estados Unidos”, concluyó

Comentarios