Piden a la CNDH intervenir en indagación del crimen del periodista Mora García

viernes, 24 de diciembre de 2004
* Existen múltiples irregularidades en la investigación, aseguran las organización que integran la comisión "En Memoria" México, D F, 23 de diciembre (apro)- Las seis organizaciones integrantes de la comisión "En Memoria", formada para investigar el asesinato del director editorial del periódico tamaulipeco El Mañana, Roberto Mora García, le solicitaron hoy a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que se involucre en el caso "debido a las múltiples irregularidades acaecidas en las investigaciones" Mora García fue asesinado la madrugada del 19 de marzo de este año Las autoridades ministeriales de Tamaulipas desde el inicio han sostenido el móvil pasional en el crimen, a pesar de las múltiples evidencias e irregularidades documentadas por la propia comisión "En Memoria", integrada desde el pasado 15 de abril por las organizaciones Periodistas Frente a la Corrupción, Pen Club, Reporteros sin Fronteras, Libertad de Información México, Centro de Estudios Fronterizos y Promoción de los Derechos Humanos, y el Centro de Periodismo y Etica Pública Apenas una semana después de ocurrido el homicidio de Roberto Mora, las autoridades detuvieron a la pareja de vecinos del periodista, el joven de origen estadunidense Mario Medina, de 23 años, y su pareja sentimental, Hiram Oliveros Ortiz Ambos confesaron haber cometido el crimen, pero después indicaron que fueron torturados y presionados por agentes judiciales para incriminarse El 13 de mayo de 2004, en la cárcel de Nuevo Laredo fue asesinado Mario Medina, presuntamente por un detenido que confesó el crimen, pero dio versiones contradictorias sobre los motivos La Procuraduría tamaulipeca ha presionado al periódico El Mañana y a diversos trabajadores de este rotativo para que abandonaran la denuncia en contra del homicidio y acepten la tesis del "crimen pasional entre homosexuales", según le informaron a integrantes de la comisión integrantes del periódico Después de su visita a Nuevo Laredo, Tamaulipas, el 22, 23 y 24 de abril pasados, la comisión "En Memoria" difundió a principios de mayo un informe en el que enumeró, entre otras, las siguientes irregularidades en la investigación: --El arma del homicida no coincide con las heridas presentes en el cuerpo de la víctima --El Ministerio Público de Tamaulipas ordenó la detención urgente de Mario Medina e Hiram Oliveros Ortiz, con el pretexto de que pretendían huir Sin embargo, se confirmó que sus actividades habían sido rutinarias --La policía mantuvo a los detenidos aislados e incomunicados y sólo los presentó ante el Ministerio Público cuatro horas después Medina y Oliveros acusaron posteriormente a los agentes de haberlos torturado para que confesaran el crimen --La comisión "En Memoria" tiene grabaciones en video que muestran que el representante de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tamaulipas, José Homero Rodríguez Flores, estuvo presente en el interrogatorio y confesión del presunto asesino, y a pesar de que estuvo al tanto de la tortura de Mario Medina no protestó También su abogado defensor, Hugo Barrera Garza, asumió una actitud sospechosa y fue despedido por los familiares --Se permitió la liberación sospechosa de un implicado, Raúl Eduardo Coss García, detenido en Mexicali, Baja California --El entonces procurador de Tamaulipas, Francisco Cayuela Villarreal, informó públicamente que había sido encontrada sangre de la víctima en el departamento de Mario Medina e Hiram Oliveros El peritaje de la Procuraduría demostró que no era cierto Cayuela Villarreal renunció después de que apareciera el cuerpo asesinado de Mario Medina --Hasta el momento, las autoridades no han ahondado en otras líneas de investigación, relacionadas con el trabajo periodístico de Roberto Mora y las denuncias que realizó en su columna sobre vínculos entre el narcotráfico y políticos tamaulipecos Por todas estas razones, la comisión considera que las investigaciones realizadas por la Procuraduría de Tamaulipas "ha dejado más dudas que certezas" "La renuncia del estado a la investigación efectiva y completa del asesinato de un periodista, y la falta de sanción penal de las autoridades materiales e intelectuales, resulta especialmente grave por el impacto que tiene sobre la sociedad Este tipo de crímenes no sólo tiene un efecto amedrentador sobre los periodistas, sino también sobre cualquier ciudadano, pues genera el miedo de denunciar los atropellos, abusos y delitos de todo tipo", señala la comisión en su comunicado del 23 de diciembre Implicaciones políticas y diplomáticas El caso de Roberto Mora ha generado serias implicaciones diplomáticas y políticas El consulado de Estados Unidos envió una nota para denunciar las irregularidades en la detención de Mario Medina La embajada de este país exigió una investigación exhaustiva A raíz del asesinato de Medina, el embajador Tony Garza declaró el 14 de mayo que esperaba de las autoridades "una investigación detallada" del nuevo crimen "y de la falta de protección a su persona, la cual fue solicitada en repetidas ocasiones" Al día siguiente, el 15 de mayo, el procurador Francisco Cayuela fue cesado Funcionaros consulares de Estados Unidos que visitaron a Mario Medina en la prisión alertaron en repetidas ocasiones a las autoridades del Cereso sobre la necesidad de brindarle protección al joven La última visita consular se llevó a cabo el 12 de mayo, la víspera del asesinato El presidente de la República, Vicente Fox, se comprometió el 22 de marzo, en una carta enviada a El Mañana, que su gobierno dio instrucciones a las autoridades federales "para coadyuvar con las instancias locales en la investigación del caso" Hasta el momento, se desconocen los resultados de esta labor Frente a la desidia de las autoridades tamaulipecas, la comisión "En Memoria" entregó una copia de su informe al relator de la libertad de expresión de la OEA, Eduardo Bertoni, el 23 de julio de 2004 La misma comisión ha documentado que durante los últimos cinco años en el gobierno de Tomás Yarrington se han registrado 27 casos de ataques a periodistas, incluyendo cuatro crímenes anteriores al de Roberto Mora y el asesinato de Francisco Arratia Sadierna, columnista de distintos periódicos de Tamaulipas, y ocurrido este mismo año

Comentarios