Rechazan motivos de seguridad nacional en crisis México-Cuba

sábado, 8 de mayo de 2004
* El problema fue la deportación de Ahumada; los pone nerviosos: MMSC * Creel, obligado a informar qué hicieron los cubanos, señala México, D F, 7 de mayo (apro) Los argumentos de los secretarios de Gobernación, Santiago Creel, y de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, para justificar la actual crisis diplomática con Cuba responden más a lo que provocó la deportación del empresario Carlos Ahumada, “que a una defensa de la seguridad nacional”, afirmó el dirigente del Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba (MMSC), Jesús Escamilla “Me llama mucho la atención el nerviosismo evidente ante las acciones del gobierno federal frente al ya famoso señor Ahumada, los pone nerviosos Parece que más que los argumentos que dan para llevar a las relaciones (entre México y Cuba) al nivel en el que están, parece que su preocupación es esa”, destacó Por eso, consideró que el encargado de la política interna del país “tiene la obligación” de dar a conocer “qué hicieron los funcionarios cubanos en el país que propició que el gobierno federal decidiera rebajar el nivel de la relación con el gobierno de Fidel Castro” De no ser así, parecería que la actitud del gobierno mexicano frente a la isla es “un pretexto”, afirmó el activista en entrevista con Apro, quien forma parte de la lista de personajes mexicanos que se reunieron en abril con el vicejefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Área de América, José Antonio Arbezú y el responsable de la sección de México, Pedro Lobaina, ambos del Partido Comunista de Cuba, de acuerdo con la lista que el miércoles dio a conocer el canciller cubano Felipe Pérez Roque También se dijo preocupado por el lenguaje que han usado Creel y Derbez para responder a las declaraciones del canciller cubano, quien ofreció el miércoles una conferencia de prensa en la que responsabilizó al gobierno mexicano de la actual crisis y lo acusó de “desviar la atención” del pueblo respecto al caso Ahumada “Me recuerda la época de la Guerra Fría y la persecución de comunistas en México Es ridícula y preocupante la actitud que asume en ese sentido el secretario de Gobernación”, enfatizó Escamilla Por eso, insistió en que si Creel no aclara qué hicieron realmente los funcionarios del Partido Comunista de Cuba en territorio mexicano, se comenzará a dudar de los argumentos del gobierno federal para justificar la decisión de regresar a México a la embajadora Roberta Lajous y pedir que se hiciera lo mismo con el representante cubano Jorge Bolaños, así como declarar persona non grata al consejero Orlando Silva A la fecha ninguno de los mencionados en la lista ha declarado que los funcionarios cubanos hayan hecho algo que pusiera en riesgo la seguridad nacional ni que formaban parte de un complot, ni los han acusado de tener una actitud intervencionista, resaltó Escamilla Criticó que las autoridades mexicanas no hayan enviado a Estados Unidos una nota diplomática cuando se dio a conocer que México emitiría su voto en contra de Cuba en la reunión de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza, sin que se hubiera informado nada aquí Ahí “el gobierno federal no dice nada y no hay desmentido y no pasa nada”, se quejó Escamilla comentó que en cuestiones políticas no hay coincidencias, por lo que crea suspicacias que este problema con la isla se dé en momentos en que Estados Unidos da a conocer nuevas medidas para reforzar el bloqueo contra Cuba En ese sentido, consideró que ambas naciones deben intentar “tender los puentes diplomáticos” para solucionar el diferendo “Debemos exigirle al gobierno mexicano la normalización plena e inmediata de las relaciones diplomáticas con Cuba”, apuntó Sobre la reunión que sostuvo con Arbezú y Lobaina, Escamilla comentó que “no hay nada oscuro” en ese encuentro “No platicamos nada que ponga en riesgo la estabilidad y seguridad nacionales”, afirmó

Comentarios