Ultimátum de Cárdenas al mandatario de Tlaxcala

jueves, 22 de julio de 2004
* Que abandone la gubernatura o que su esposa deje la candidatura, advierte * Ni consulta ni licencia, reta Sánchez Anaya México, D F, 21 de julio (apro)- “Que deje de ser gobernador o que ella deje la candidatura” recomendó Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano al gobernador perredista Alfonso Sánchez Anaya y a la virtual candidata del PRD en Tlaxcala, María del Carmen Ramírez, esposa del mandatario Cárdenas Solórzano manifestó que ante la crisis tan grave en el PRD, por la postulación de la senadora con licencia María del Carmen Ramírez se “avizora”, un choque de intereses en la medida en que su esposo es el gobernador del estado y en ese sentido está creando un conflicto innecesario al PRD Cárdenas fue entrevistado antes del análisis de su proyecto de nación “Un México para todos” El tres veces candidato presidencial consideró que la decisión que tome su partido respecto de la candidatura de Ramírez García “tiene que resolverse conforme a la Constitución General de la República y la Constitución local” Y es que este jueves, mientras determina el CEN del PRD una decisión final, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) presentará un dictamen a la impugnación que interpuso el sol azteca a la resolución del IFE, de rechazar los estatutos aprobados el 28 de marzo por el congreso nacional de ese partido Los nuevos estatutos perredistas aprobados impusieron una cláusula que impide a cónyuges y familiares de gobernante a ser candidatos a sucederlos El IFE negó el registro de los estatutos pretextando que la Constitución no contempla más requisitos para ser candidato que “ser mexicano y mayor de edad” De ahí que el PRD impugnara tal decisión, bajo el argumento de que en la coyuntura actual, una candidatura de familiares y cónyuges gobernantes sería una “reelección” Cárdenas Solórzano aclaró que en el caso de Tlaxcala es por el momento “impensable” promover un divorcio como solución al conflicto En todo caso, sostuvo, habrá que esperar el resultado de las negociaciones que sostendrá la dirigencia nacional de su partido con el gobernador Sánchez Anaya, para requerirle su licencia Al acto asistió también la exgobernadora de Tlaxcala, Beatriz Paredes Rangel, quien señaló que “la discusión de fondo” en el caso de la candidatura de la senadora Ramírez, es que “en las democracias republicanas no se estila la sucesión por la vía familiar, y planteó que tal postulación sería un retroceso o una involución de la democracia Para la encargada de la Fundación Colosio del PRI, las últimas elecciones federales en Tlaxcala mostraron “un alto grado de recuperación” para el tricolor, por lo que vaticinó que “la senadora (María del Carmen Ramírez) perdió una elección y va a perder otra” Negó que haya negociado con el PRD la sucesión en Tlaxcala y añadió que “es decisión de ese partido” exigir la licencia a Sánchez Anaya “En todo caso será decisión del Congreso la designación de su sustituto” No al “suicidio político” Por otra parte, en Tlaxcala, y en plena rebeldía con la dirigencia nacional del PRD, el mandatario local Alfonso Sánchez Anaya aseguró este miércoles que no solicitará licencia para separarse del cargo y así despejar suspicacias de desvío de recursos a favor de su esposa También descartó la realización de una consulta pública para que la población decida si está de acuerdo con la exigencia de Leonel Godoy, para que se separe del cargo “Que quede claro, no voy a solicitar licencia voy a seguir gobernando hasta el último día de mi mandato Yo no me debo a las dirigencias nacionales sino al pueblo tlaxcalteca”, retó en entrevista Y ante la presión que han ejercido integrantes del CEN para que en un acto de congruencia solicite licencia, Sánchez Anaya atajó que no va a escuchar esas recomendaciones, porque las dirigencias nacionales no son “infalibles” El mandatario indicó que tomó esta determinación de seguir en el cargo luego de considerar dos asuntos: “El primero es que aquí, en la entidad, tenemos mayoría priista en el Congreso: “Si hubiera mayoría perredista, no habría ningún problema, pero como hay mayoría priista, entonces si no hay un acuerdo político de que algún perredista me sustituyera, estaría entregando por anticipado el poder al PRI, lo que sería un suicidio político “El otro asunto es la consulta, me pasaron información que una televisora nacional hizo una consulta a través de teléfono e Internet, y 76% opinó que no debía pedir licencia Además, ya hice una prueba piloto, con un sondeo en seis comunidades de dos municipios que he visitado, y la gente no está de acuerdo”, agregó

Comentarios