Pide Rivera Carrera aprovechar la tregua para poner fin a descalificaciones y enfrentamientos

jueves, 1 de diciembre de 2005
* "Todos podemos vivir en paz" Mérida, Yuc 30 de noviembre (apro)- El Arzobispo Primado de México, Norberto Rivera Carrera, pidió al Instituto Federal Electoral (IFE) que "explique el alcance de la tregua política" propuesta a los partidos políticos y al presidente Vicente Fox, "ya que muchos pueden entenderla de diferentes maneras" Tras afirmar incluso que la Iglesia Católica se sumará a ese acuerdo, Rivera Carrera pidió también a los medios de comunicación que, al menos durante la tregua, dejen a un lado "las guerras y los desencuentros" que ocupan los principales espacios En conferencia de prensa previo a la inauguración del XIII Congreso Nacional Misionero que se realiza en esta ciudad, el cardenal dijo que, durante la tregua, los candidatos presidenciales deben aprovechar el tiempo para preparar mejor sus campañas Reiteró la necesidad de que los candidatos y partidos políticos dejen a un lado descalificaciones y enfrentamientos mutuos, al pedir "respeto entre todos" A los medios de comunicación, el cardenal sugirió que, durante la tregua navideña, promuevan "cosas buenas y positivas para el país" Y dijo: "No nos dejemos llevar por todo lo que está mal para resaltarlo, ya que México ha cambiado y también se requieren de palabras de aliento" Añadió: "Mucho nos ayudaría si multiplicamos los signos de que podemos vivir todos en paz" Por otro lado, Rivera Carrera afirmó que la Iglesia Católica rechaza el levantamiento de barreras o muros fronterizos, al demandar que "el centro de la atención migratoria sea el ser humano y no las mercancías" Al referirse al endurecimiento de la política migratoria de Estados Unidos, el arzobispo dijo que la Iglesia siempre estará en contra de las barreras y de todo lo que impida el libre tránsito y la comunicación entre personas y pueblos Sin embargo, recomendó a las autoridades mexicanas revisar sus políticas migratorias, ya que también se debe otorgar el mismo trato a los inmigrantes en la frontera sur por parte de los connacionales Por último, el cardenal reiteró que la Iglesia Católica rechaza "las aberraciones sexuales" en el sacerdocio, y manifestó que esa tarea "no es un derecho, sino un don de la Iglesia", por lo que "nadie puede alegar que tiene derecho a vivir una doble sexualidad"

Comentarios