Información, derecho legal de la sociedad, acuerdan en Cancún

jueves, 24 de febrero de 2005
* Culminó la Cumbre Mundial de Transparencia * Cultura del secreto promovida desde el gobierno de EU, entre los retos Cancún, Q Roo, 23 de febrero (apro)- Después de tres días de reuniones, y escuchar 130 ponencias, los 420 participantes de la Tercera Conferencia Internacional sobre Acceso a la Información concluyeron, en su declaración final, que la información es un “derecho legal de la sociedad” También --y tras la firma de convenios entre ONG e instituciones internacionales-- determinaron que “una administración pública transparente, abierta a la participación ciudadana en sus decisiones, es un prerrequisito de una sociedad democrática moderna” Los firmantes, representantes de alrededor de 40 naciones, se comprometieron a “fomentar una conciencia pública más amplia y global sobre la libertad de información, a fin de analizar y difundir sus elementos vitales, así como beneficiarse de un intercambio de experiencias”, a través de la Conferencia Internacional de Comisionados de la Información La presidenta del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), María Marván, subrayó que una de las preocupaciones fundamentales es que los organismos internacionales, como el Banco Mundial (BM) o el Fondo Monetario Internacional (FMI), “pongan el acento en impulsar el tema de la transparencia y del acceso a la información” Hubo avances, desniveles en la calidad de las ponencias, pero sobre todo una conciencia general en que existen nuevos desafíos en materia de acceso a la información, en particular una ola de “cultura del secreto” que se ha impuesto desde la administración de Estados Unidos a otras partes del mundo También destacó el tema del apoyo de las organizaciones ciudadanas y nuevas fórmulas para presionar a un mayor acceso a los datos públicos, al igual que el impulso a leyes de protección de datos personales, a fin de evitar el gran comercio de las sociedades o burós de la información En el último panel de conferenciantes, Toby Mendel, dirigente de la organización “Artículo 19”, con sede en Londres, reprochó que en muchos países existen leyes de acceso con atribuciones para que los comisionados o los tribunales puedan poner “candados”, bajo el pretexto de la seguridad nacional Destacó que la definición sobre seguridad nacional, establecida en la conferencia de Johannesburgo en 1999, es incompleta y no logró resolver todos los problemas que se han planteado actualmente Por su parte, Thomas Blanton, director ejecutivo del National Security Archive de la Universidad George Washington, de Estados Unidos, subrayó que “toda la noción de la seguridad nacional, basada en el secretismo, se encuentra en tela de juicio”, y señaló que se defiende mejor la seguridad nacional de un país a través de la apertura y no de las restricciones de los organismos de inteligencia Blanton, uno de los especialistas más importantes sobre la información clasificada por el FBI y la CIA, consideró que ahora se vive “uno de los momentos más oscuros de la historia y la independencia de Estados Unidos” “Tenemos una elección entre dar un paso atrás y regresar a los métodos con los cuales combatimos todo el tiempo, o dar un paso adelante y entender las maneras en las cuales, a través de la apertura, podemos ser más seguros”, concluyó Blanton Por su parte, Alaisdar Roberts, director de Instituto Campbell Public, de la Universidad de Syracuse en Estados Unidos, subrayó que los recientes acuerdos intergubernamentales, en especial de la OTAN, en materia de defensa e intercambio de inteligencia, simbolizan “la corrosión de las leyes de acceso a la información” en todo el mundo Mencionó los casos de la mayoría de los países de Europa Oriental que, al tiempo que aprobaron leyes de acceso a la información, también aprobaron marcos legales respecto de secretos de Estado, a fin de estar al nivel de los estándares de la OTAN, pero afectaron al propio derecho de acceso a la información

Comentarios