Presentan en la ONU informe sobre violencia contra menores

viernes, 13 de octubre de 2006
Nueva York, 12 de octubre (apro-cimac) - Con el mensaje "Toda violencia contra la niñez es prevenible y por ninguna razón justificable", fue presentado en la ONU, el informe especial de las Naciones Unidas sobre Violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes Entre sus principales conclusiones destaca que es el ámbito familiar el lugar donde niñas, niños y adolescentes corren más peligro, donde se supone debería estar la principal esfera de protección para ellos "Padres, madres, padrastros, familiares, están en el primer orden de los perpetradores", señala el informe Una de las conclusiones importantes del estudio, integrada en las recomendaciones finales, es que los países no poseen estadísticas consolidadas acerca de la violencia contra la niñez, es decir que se carece de información básica, oportuna y debidamente desagregada según sexo, edad, grupo étnico, ubicación geográfica, discapacidad Se estima que únicamente entre el 15 y el 30% de los casos se denuncian, en América Latina el sub registro más importante se relaciona con la salud; y el abuso sexual es el que menos se denuncia Este primer estudio, presentado a la Asamblea General de las Naciones Unidas por el investigador Paulo Pinheiro, es de carácter multidimensional; y se realizó a nivel mundial con el objetivo de "esclarecer las formas de violencia contra" los menores de edad En su elaboración se buscó "involucrar de manera activa la participación de este grupo poblacional, dando así voz a lo que ellos piensan que es maltrato y violencia" Niñas, principales víctimas de abuso sexual Acerca del abuso sexual, luego de una investigación realizada en 21 países casi todos desarrollados, el informe señala que entre el 7 y el 36% de las mujeres; y entre el 3 y el 29% de los hombres, reportan haber sufrido algún tipo de agresión sexual durante su niñez La mayoría lo vivió en el ámbito familiar De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en América Latina el 36% de las niñas y 29% de los niños han sufrido abuso sexual; y la tercera parte de las adolescentes han sufrido una iniciación sexual violenta El reporte presentado por Pinheiro estima que 82 millones de niñas han contraído matrimonio antes de los 18 años, gran parte de ellas en edades muy tempranas y de manera coercitiva, "lo que encara altas posibilidades de sufrir violencia, incluyendo la sexual" Respecto a la mutilación de genitales, el estudio cita una investigación de la UNICEF que calcula que cada año se realiza esta práctica a tres millones de niñas y mujeres en África Entre las conclusiones, el informe destaca que el nivel económico, el sexo y la edad son factores asociados con el riesgo de sufrir violencia Al respecto, cita un estudio de la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés) que calcula que la tasa de homicidios contra menores de edad fue el doble en los países con bajos ingresos que en los desarrollados En América Latina, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina (Cepal), el 40% de la población más pobre recibe el 10% de los ingresos totales y el 20% de la población más acomodada el 60%, condición de iniquidad que "es un factor detonante para la violencia" contra niños, niñas y adolescentes Igualmente estima que la violencia física tiene un mayor grado de ocurrencia entre niños, niñas y adolescentes en cortas edades, mientras que el abuso sexual ocurre mayormente entre quienes han alcanzado la pubertad o la adolescencia, sobre todos las mujeres: "Los niños están en mayor peligro de sufrir violencia física, mientras que las niñas lo están en sufrir abuso sexual o prostitución forzada" Relaciones de poder El reporte señala que el castigo corporal continúa siendo en el mundo una práctica culturalmente aprobada como método de educación, disciplina y crianza; y cómo dentro de los casos de maltrato infantil destaca el abuso sexual como el menos denunciado Cuestiona, además, que frente a este panorama los Estados ataquen "en los síntomas y no en las causas" En su participación en Naciones Unidas, Pinheiro llamó la atención de la Asamblea General, afirmando que ningún tipo de violencia contra los menores de edad es justificable y que, además, todos los casos son prevenibles Expresó que el estudio muestra que esta violencia se lleva a cabo en todos los países del mundo y, en algunos, no sólo es socialmente aceptada tanto por las víctimas como por los agresores, sino que es legal y autorizada por el Estado "Detener y prevenirla no es únicamente cuestión de sancionar a quien la comete, sino de propiciar cambios profundos en las creencias y costumbres", advirtió Dentro de las causas por las cuales no se denuncia la violencia están: el revestimiento de poder del perpetrador, el ámbito de privacidad en donde ocurren casi todas las agresiones, tanto físicas como psicológicas, el grado de impunidad y la ausencia de medidas preventivas y eficaces para evitar su repetición Otra, quizá la más importante según el informe, es la aceptación de la violencia física o psicológica como parte de la crianza normal, sobre todo cuando no deja señales visibles: por lo menos 106 países no prohíben el uso de castigos corporales, 147 no lo prohíben como alternativa de disciplina y sólo 16 lo prohíben dentro del ámbito familiar Este primer informe especial sobre Violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes, se hizo a partir de que en 2001 la Asamblea General de la ONU solicitó al secretario general Kofi Annan hacer un estudio exhaustivo sobre violencia contra la niñez en el mundo Con él se pretende tener un referente para el desarrollo de estrategias que conduzcan a la prevención como a la lucha contra todo tipo de violencia contra niños, niñas y adolescentes Desde el 2003 el investigador Paulo Pinheiro comenzó con la labor de investigación que incluyó cuestionarios respondidos por los diferentes gobiernos, visitas a algunos países y la colaboración de organizaciones no gubernamentales

Comentarios