"Por Dios que no le creemos a Abascal", revira la APPO

jueves, 5 de octubre de 2006
* Fin a militarización en la entidad, exige Red de Derechos * Instalan campamento "Por la dignidad y contra la represión" * Ulises Ruiz, desde la Ciudad de México, pide aplicar la ley Oaxaca, Oax , 4 de octubre (apro)- La Red Oaxaqueña de Derechos Humanos, a través de su secretaria técnica Sara Méndez Morales, demandó poner un alto a la militarización del estado y cancelar toda intervención de las Fuerzas Armadas para contener el movimiento magisterial y popular La red de ONG recordó que Naciones Unidas, vía el Alto Comisionado para los Derechos Humanos en México, ha recomendado al gobierno foxista excluir a las Fuerzas Armadas de las tareas de seguridad pública y procuración de justicia Y es que la función de las Fuerzas Armadas es la defensa de la seguridad nacional e interior, razón por la cual estarían impedidas de realizar labores de seguridad pública, salvo la declaración de suspensión de garantías individuales prevista en el 29 constitucional, la cual debe previamente solicitar al Congreso de la Unión Recordó que la presencia del Ejercito en Oaxaca ha significado, en el pasado reciente, desapariciones forzadas, tortura, detenciones ilegales y ejecuciones extrajudiciales, amén de los retenes y bases de operaciones mixtas (BOM), que son, en sí mismos, violatorios de los derechos individuales Aunque hay demandas de diversos sectores que se han pronunciado sobre el uso de la fuerza pública, la red consideró que "no es posible recobrar la tranquilidad en la ciudad con soldados o policías federales apostados en cada esquina, o donde el circular de tanquetas militares se vuelva algo cotidiano" Por consiguiente, el Ejército en las calles de Oaxaca o la PFP no son la solución al conflicto magisterial y popular que cumplió 134 días de lucha, evaluó Al contrario, sostuvo, la solución de la problemática de Oaxaca debe privilegiar la atención de los problemas sociales, en especial la gran desigualdad en la repartición de la riqueza, la erradicación de la corrupción y la falta de transparencia del quehacer gubernamental Sin embargo, agregó que "no es intimidando, asesinando o aplicando parcial y arbitrariamente la justicia como van a resolverse los problemas del estado" Brigadas de paz Por lo pronto, unas 44 organizaciones civiles e integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) instalaron el campamento "Por la dignidad y contra la represión en Oaxaca", a fin de pronunciarse en contra de la intervención militar como vía para solucionar el conflicto magisterial y popular, puntualizó Zoila Ríos Cota Instalados en la explanada del templo de Santo Domingo, los integrantes de las organizaciones civiles adelantaron que, en caso que entren las fuerzas federales, "formaremos brigadas de paz y de solidaridad para acordonar y salvaguardar la integridad del pueblo de Oaxaca" Así mismo, reviraron a Carlos Abascal Carranza, titular de Gobernación --quien la víspera afirmó que, "en nombre de Dios, no habrá represión"--: "En el nombre de Dios no le creemos, porque estamos viendo la presencia de las Fuerzas Armadas" Precisaron que desde la semana pasada se observaron sobrevuelos de aparatos militares, desplazamiento de integrantes de la PFP, así como preparativos para la intervención en Oaxaca Lejos de intimidarse, los activistas --principalmente mujeres-- advirtieron: "Aquí los estamos esperando" "Cadena humana" Luego procedieron a formar una "cadena humana" y, por lo pronto montaron un campamento de 72 horas frente al templo de Santo Domingo Mientras, el gobernador Ulises Ruiz informó --a través de un comunicado-- que independientemente de la mesa de negociación en Gobernación, que se desarrolla en la Ciudad de México, "es necesario aplicar la ley, a fin de reestablecer la seguridad en la ciudad de Oaxaca" El mandatario priista hizo el anterior pronunciamiento luego de participar, en el Distrito Federal, en el foro para la firma del "Pacto por la gobernabilidad, la paz y el desarrollo del estado de Oaxaca"

Comentarios