Libres aún, los responsables de la matanza de Acteal

viernes, 29 de diciembre de 2006
*La matanza, un acto planeado y realizado por uniformados México, D F, 28 de diciembre (apro-cimac)- Tuvieron que pasar nueve años para que el gobierno del estado de Chiapas, ante las reiteradas demandas de organizaciones indígenas y de derechos humanos, creara una instancia para investigar la matanza de Acteal, en la que murieron 45 indígenas tzotziles, 19 mujeres, cuatro de ellas embarazadas, 14 niñas y cuatro niños, casi todos simpatizantes del Ejército Zapatista de Libración Nacional (EZLN), mientras rezaban en una ermita El fiscal general del estado, Mariano Herrán Salvatti, anunció la creación de la Fiscalía Especializada para Investigar el caso Acteal, en respuesta a la solicitud formulada, el viernes pasado, por el gobernador Juan Sabines Guerrero, para investigar a todos los involucrados en la masacre, no sólo en el caso de los autores materiales, sino en la probable autoría intelectual o en los delitos de omisión De acuerdo con sendos comunicados emitidos por la Fiscalía General de Chiapas y el gobierno del estado, el propósito de la fiscalía especial es "continuar las investigaciones y evitar la impunidad de los involucrados en este caso", ocurrido en la comunidad tzotzil del municipio de Chenalhó La matanza, perpetrada con armas de fuego, armas blancas y con fuego para borrar evidencias, dejó un saldo de 45 indígenas tzotziles asesinados, según datos del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, pero los responsables intelectuales aún permanecen libres, a pesar de que familiares de las víctimas han ofrecido pruebas y testimonios de que la matanza fue un acto planeado, realizado por uniformados, como ha denunciado en diversas ocasiones, durante casi una década, la organización civil Las Abejas, a la que pertenecían las víctimas En total, la Procuraduría General de la República (PGR) determinó acusar por la masacre ?luego de peritajes y de 328 declaraciones-- a 124 personas, incluidos 83 indígenas Seis de éstos, luego de ocho años de cárcel, fueron exonerados; uno murió en prisión; 24 fueron condenados a 36 años y tres meses de prisión, y el resto espera aún su sentencia, según el abogado Alejandro Posadas También fueron procesados 15 servidores públicos y condenados a ocho años de prisión por los delitos de homicidio y lesiones por omisión, ya que no cumplieron con su deber de salvaguardar la integridad de los indígenas el día de los hechos Entre ellos, se procesó a Julio César Santiago Díaz, entonces jefe de asesores de la coordinación general de la policía estatal, y a los policías estatales Roberto Martín Méndez Gómez y Roberto García Rivas También fueron acusados penalmente y condenados a prisión 11 agentes de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, quienes habrían permitido que civiles portaran armas en días previos a la masacre Jacinto Arias Cruz, expresidente municipal de Chenalhó, fue la autoridad a la que se impuso una pena mayor: 36 años y tres meses de prisión Tiene actualmente una sentencia confirmada en segunda instancia, por lo que presentó un amparo directo, que está aún por resolverse La misma condena se aplicó a otras 23 personas Durante los años que han pasado desde la masacre, familiares de las víctimas, organizaciones indígenas y ong`s, han señalado la responsabilidad intelectual de quienes entonces tenían cargos de autoridad en el estado, como el gobernador Julio César Ruiz Ferro; su secretario de Gobierno, Homero Tovilla Cristiani; el subsecretario de Gobierno, Uriel Jarquín Gálvez, y el secretario de Seguridad del Consejo Estatal de Seguridad Pública, entre otros funcionarios Los abogados Ana Laura Magaloni Kerpel y Alejandro Posadas Urtusuástegui, del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), también están convencidos de que las investigaciones y el proceso penal presenta severas irregularidades, por lo que anunciaron, el viernes pasado, que asumirán la defensa de 71 indígenas y civiles que actualmente se encuentran presos en el penal de Cerro Hueco, en Tuxtla Gutiérrez, ya que "todos son inocentes", chivos expiatorios que sirvieron para ocultar a los actores intelectuales Mariano López, Fiscal de Justicia Indígena, estará al frente de la Fiscalía Especializada para la investigación de los hechos ocurridos en Acteal, "debido a su conocimiento histórico de estos hechos y a su amplia experiencia", dijo Herrán Salvatti La Fiscalía contará con apoyo de Servicios Periciales y Fiscales del Ministerio Público adscritos, además de que el teniente coronel Arturo Salgado, a través de la Coordinación General de Operaciones Especiales, "proporcionará los elementos de investigación policíaca para que se dedique exclusivamente a estas indagatorias y no tengan otras actividades dentro de la estructura orgánica de la Agencia Estatal de Investigación" La Fiscalía solicitará la colaboración de la PGR para que proporcione una copia o desglose de lo que quede en sus averiguaciones previas, que en su mayoría están en reserva También solicitarán directamente a los juzgados los expedientes penales o a través de los defensores que son parte en el proceso y que integran las asociaciones de grupos étnicos, mismos que permitirían el acceso a copias certificadas de lo que hay en esos expedientes y así poder llevar a cabo las investigaciones respectivas En los Tribunales Unitarios se han estado resolviendo las apelaciones en contra de las sentencias condenatorias que se han dictado al final de los procesos, dice la Fiscalía estatal En muchos de esos casos, se ha ordenado la reposición del procedimiento, por lo que han vuelto a separar los delitos, entre el fuero federal y el común, con lo que han regresado de nuevo al Fiscal del Ministerio Público del fuero común en Chiapas

Comentarios