Minimiza Derbez demandas de renuncia

miércoles, 15 de febrero de 2006
* Son parte del clima político electoral, señala Washington, 14 de febrero (apro) - Abrumado y molesto por las constantes críticas que se hacen a su labor y por las exigencias para presente su renuncia, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, trató de restar importancia a la demanda de renuncia lanzada la víspera por Roberto Madrazo El canciller Derbez atribuyó al clima político electoral que se vive en el país la exigencia del candidato de la "Alianza por México" y de otros detractores, para que renuncie como responsable de la política exterior "Por su puesto que estamos haciendo un buen trabajo, es una cosa simple y llanamente de que hoy en México hay una situación política muy complicada, y en la situación política complicada la gente puede decir muchas cosas Hace un momento me preguntaron qué pensaba de que el señor Madrazo haya pedido mi renuncia, mi respuesta la repito aquí: Al señor Madrazo le pidieron la renuncia gente de su propio partido (Manuel) Bartlett concretamente, y por lo tanto creo que lo que estamos viendo en México es un ambiente donde la política es la norma dentro del contexto", justificó Sin poder ocultar su enojo por las críticas, Derbez, quien estuvo en Washington para hablar del tema migratorio con el senador republicano John McCain, y con la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, aunque acompañado de los cancilleres de los países de Centro América; y Carolina Barco, de Colombia, y Francisco Carrión, de Ecuador, insistió en responder a los que ponen en tela de juicio su labor al frente de la cancillería "Acusaciones que se me puedan hacer las recibo como críticas correctas, donde tenga que corregir haré las correcciones pertinentes", enfatizó Derbez Contrario a la realidad en la relación con Estados Unidos, plagada de problemas por los señalamientos y quejas de Washington al gobierno de Vicente Fox, sobre todo en materia de seguridad y por la violencia en la frontera norte mexicana, el canciller mexicano afirmó que se tiene una muy buena relación con el gobierno de George W Bush, y como ejemplo de ello citó la cena que, en grupo, sostuvo con Rice en la que por la presencia de los cancilleres centroamericanos, de Colombia y Ecuador, se limitaron las posibilidades de Derbez de hablar con Rice de la relación México-Estados Unidos, exclusivamente "Sigo teniendo una buena relación, sigo teniendo una buena discusión con mis contrapartes, sigo estando en conversaciones con los senadores con los diputados, que sabemos que es la gente que quiere tener un cambio real de la reforma migratoria", acotó Sin quitar el dedo del renglón Derbez indicó que las críticas que se le hacen, en parte, están sólo en los medios de comunicación, pero marcó una diferencia de lo que ahora ocurre en México con lo que pasaba bajo las presidencias a manos del PRI "Por su puesto que hay gente, estoy seguro, que hubiera preferido que pudiera seguirse dando los tiempos en los cuales el presidente decía y todo obedecía Bueno eso fue lo que cambiamos y eso es lo que queremos seguir cambiando", destacó En términos del proceso de la reforma migratoria en el Congreso federal estadunidense, el canciller mexicano admitió que el tema de "se está complicando", pero vaticinó que en la Cámara de Senadores existen las posibilidades de que se apruebe en marzo una reforma migratoria más humana "Lo que hemos platicado con la Casa Blanca; y hay senadores que los dicen así, es: Claro que no haya amnistía, pero entendamos entonces que tiene que haber un proceso que incluya una sanción que tenga lo que la gente considere necesario para que haya el ajuste correspondiente, pero que permita a la gente aquí en Estados Unidos resolver su situación de irregularidad", remató el secretario de Relaciones Exteriores de México