Yucatán: Cerveristas, el cobijo de Madrazo

sábado, 18 de febrero de 2006
Mérida, Yuc , 17 de febrero (apro)- Roberto Madrazo Pintado tendrá una campaña encabezada por los mismos de siempre, los viejos dinosaurios del tricolor que han hecho de Yucatán un conocido laboratorio electoral, los cuales antes tendrán que enfrentarse entre sí en la búsqueda de las candidaturas al Senado (16 aspirantes) y la Cámara de Diputados (46 para los cinco distritos electorales) El grupo está conformado; la diputada federal Invonne Ortega Pacheco, sobrina del exgobernador Víctor Cervera, es la coordinadora regional; pero se encuentra en un impasse político, debido a que antes de promover el voto a favor de Roberto Madrazo Pintado, la mayoría está a la espera de los resultados de la encuesta que realizará el PRI para elegir a sus candidatos a senadores y diputados, los cuales se darán a conocer el próximo 15 de marzo Mientras, pelean entre sí para lograr la simpatía de los yucatecos Aunque forman parte de diferentes grupos priistas, predominan los fieles del exgobernador Víctor Cervera Pacheco, considerado "el dinosaurio mayor" del estado, quien dejó una sólida estructura en Yucatán que sigue intacta, pese al desprestigio que enfrentan, incluso, entre sus propios correligionarios, como Fernando Romero Ayuso, amigo y operador político del candidato priista, y quien mantiene sus reales en sur del estado, pero enfrenta el rechazo de los principales grupos del PRI yucateco por su lealtad al tabasqueño; sin embargo, busca un lugar en la fórmula para el Senado de la República por Yucatán En Yucatán Madrazo tendrá que negociar con el grupo de la exgobernadora interina Dulce María Sauri Riancho --incondicional de Cervera, pero enemiga declarada del candidato presidencial--, los mismos que impulsaron una reforma electoral a modo para afianzar los resultados electorales; y alteraron la Constitución para "ajustar" los periodos de gobierno estatal con el federal, creando un vacío legal que motivó protestas e intervenciones de la Secretaría de Gobernación en 1992 Son los mismos rostros, los mismos modos de trabajo El único que ya no está es Víctor Cervera Pacheco, fallecido el año pasado, quien perdió las elecciones municipales de Mérida en el 2004 El aspirante presidencial del PRI, tendrá que confiar en los herederos políticos del exgobernador, como Orlando Paredes Lara, exsecretario de Gobierno de Cervera Pacheco, exdiputado local y varias veces legislador federal --actualmente es senador--; frustrado aspirante a gobernador y a alcalde de Mérida Paredes Lara tiene un bastión político en la CNOP con jóvenes considerados "duros" como Luis Evia (aspirante a diputado), Edwin Chic, Gabriela Santineli, entre otros, quienes han sido diputados locales y regidores del Ayuntamiento de Mérida El candidato presidencial priista tendrá que compartir la organización de su campaña con el ala campesina, la CNC, dirigida actualmente por Carlos Berlin Montero (precandidato a senador), ahijado político de Cervera Pacheco; con la diputada federal Ivonne Ortega Pacheco (aspirante a senadora), además con el secretario general del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), Nerio Torres Ortiz, incondicional de Cervera Pacheco y de Dulce María Sauri Riancho, y cuyo hijo pretende ser diputado federal De lado obrero, también están Mario Tránsito Chan Chan, de la Federación de Trabajadores de Yucatán, y Pedro Oxté Conrado, actual regidor, y líder de la CROC local Además, en la campaña madracista estarán metidos, en espera de alguna posición política más adelante, un nuevo grupo político conformado por algunos diputados locales como Jorge Carlos Ramírez Marín (precandidato a diputado), Víctor Caballero Durán (exregidor de la Comuna meridana y expresidente del Comité Directivo Municipal del PRI de Mérida), la diputada Lucelly Alpizar Carrillo (aspirante al Senado) y Rolando Zapata Bello, entre otros La estructura de campaña también contrasta con los viejos grupos políticos, como el que encabeza Emilio Gamboa Patrón, quien a pesar de su origen yucateco, siempre se ha mantenido en la cúpula federal, a expensas de algún cargo público Junto a él está Eric Rubio Barthell y el empresario Omar Díaz y Díaz De la misma catadura, está el grupo del exgobernador Federico Granja Ricalde, actual coordinador de la bancada priista del Congreso local, con sus ahijados políticos Luis Vela Sosa, Luis Solís Cortés (regidor actualmente de Mérida), y un grupo de alcaldes Le sigue el grupo político de Dulce María Sauri, exgobernadora interina, autora de la reforma constitucional para adecuar los tiempos de mandato estatal con el federal, y de quien mantiene una relación ríspida con Madrazo Pintado La acompaña un nutrido grupo que gobernó con ella entre 1991 y 1993, como Roberto Pinzón Álvarez, Adolfo Peniche Pérez, Rodolfo Menéndez Menéndez, Omar Fajardo Pérez, Renán Solís Avilés, Ricardo Ávila Heredia (hoy magistrado del Poder Judicial), entre algunos Por si fuera poco, el grupo de presidente del Comité Estatal del PRI, Carlos Sobrino Sierra, quien tiene el control de algunos ayuntamientos y diputados locales, y por mucho tiempo navegó con las banderas de Cervera Pacheco y Sauri Riancho Este partido político, con toda esta pléyade de activistas, estará coordinado regionalmente por la diputada federal Ivonne Ortega Pacheco y por el delegado especial del CEN, José Antonio González Curi, recién designado El reto que tienen que enfrentar es ganar la confianza del electorado, asunto bastante difícil dado el antecedente que todos cargan dentro del ámbito político-electoral en el estado Sin nexos con algún grupo, pero con tiene presencia en la entidad, figura Edwin Salazar Cano, quien es presidente de la Fundación Carlos A Madrazo, padre del hoy candidato presidencial Salazar Cano es hijo del controvertido líder campesino, Severino Salazar, quien en 1992, encabezó una trifulca en la Plaza Grande, en ocasión del proceso de liquidación henequenera durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y de Sauri Riancho Los "connotados" priistas, acostumbrados a tener el poder, lucharán, primero, entre sí por las candidaturas al Senado y la Cámara de Diputados; y luego en favor de la campaña madracista, en un intento por recuperar Yucatán, que está en manos de panistas desde casi seis años

Comentarios