Caso Digna Ochoa, casi un lustro de incertidumbre

viernes, 26 de mayo de 2006
* Familiares promueven peritaje que impugna tesis del suicidio * Advierten que buscarán el amparo y llevarán el caso a la CIDH Jalapa, Ver , 25 de mayo (apro)- A casi cinco años de la muerte de Digna Ochoa y Plácido, aún no se determina si los hechos ocurridos en 2001 fueron asesinato o suicidio, aunque los familiares de la defensora de derechos humanos aseguran haber echado abajo la hipótesis de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) Tras ganar un amparo por el que un Tribunal de Circuito ordenó a la PGJDF reabrir el caso, los peritos contratados por la familia Ochoa entregaron a dichas autoridades cuatro peritajes de química y medicina forense, criminalística y uno de exhumación del cuerpo de la abogada de origen veracruzano Al respecto, Jesús Ochoa y Plácido, hermano de la exdefensora de derechos humanos, aseguró que en los peritajes entregados el 21 de abril pasado al coordinador de agentes del MP de la PGJDF, Juan Antonio Pérez Bravo, "hay elementos que contradicen la hipótesis de la Procuraduría" En los peritajes realizados en laboratorios y en presencia de peritos de la propia PGJDF, dijo, "encontramos elementos que contradicen la hipótesis del suicidio afirmado en los dictámenes de la fiscalía especial", la que estuvo a cargo de Margarita Guerra y Tejeda Tan sólo en el disparo que le quitó la vida a Digna Ochoa, explicó, "la bala no se alojó en el temporal, como afirmó la Procuraduría capitalina en sus dictámenes, sino en el parietal, en la parte alta de la cabeza, lo cual es algo atípico para alguien que se suicida" De acuerdo con la versión de sus abogados y peritos, señaló, "técnicamente es imposible echar abajo nuestros dictámenes" Y en la prueba realizada al arma, agregó, "la sorpresa fue que dio positivo, pues se encontró bario, plomo y antimonio" Ante ello, calificó de "absurdo" que la PGJDF haya sostenido en sus dictámenes que el arma no mácula por sus características y diseño, "cuando nuestros peritos encontraron la huella y demostraron que la pistola dejó pólvora en manos de quien la disparó" Esta situación, señaló, "viene a corroborar que si en las manos y en los guantes de plástico que tenía Digna Ochoa al momento de su muerte, los resultados de las pruebas fueron negativos, se debe a que ella no disparó el arma, sino que alguien la asesinó" A pesar que estos peritajes ya fueron entregados a la PGJDF, dijo, "tenemos entendido que quieren hacer unos nuevos, cuando ellos ya habían concluido sus dictámenes, decían que ya no había nada que hacer y por ello no aceptaban nuestras pruebas porque el caso estaba concluido" Desafortunadamente, subrayó, quien está analizando en este momento los cuatro peritajes es el coordinador de asesores del procurador Bernardo Bátiz, Enrique Flota, "quien junto con Renato Sales fue uno de los principales impulsores de la hipótesis del suicidio" En tanto, cuestionó, la directora de Servicios Periciales de la Procuraduría capitalina es Margarita Guerra y Tejada, y "es el mismo equipo que dictamino la hipótesis del suicidio", y por ello "creemos que quieren cuadrar su teoría mediante otros peritajes" Margarita Guerra fue la fiscal especial del caso Digna Ochoa, y el coordinador de auxiliares del MP "fue el que realizó el anteproyecto de dictamen del suicido; mientras que Enrique Flora impulsó esta hipótesis junto con Renato Sales Por eso decimos que es el mismo equipo", apuntó Por ello, subrayó, "no veo el motivo o razón para pretender hacer nuevos peritajes cuando estamos comprobando que el arma homicida sí mácula, que sí deja huella, que dio positivo Sólo esperamos que no se les ocurra exhumar nuevamente el cuerpo para corroborar nuestros dictámenes" Las pruebas de disparo, insistió, se hicieron en las mismas instalaciones de la PGJDF, en presencia del coordinador de asesores de sus peritos en balística, criminalística, medicina y química forense, Rafael Moreno González Con estas nuevas pruebas, remarcó, "nos queda muy claro que se trató de un homicidio y no de un suicidio", y pese a que las autoridades responsables pretendan prolongar el fallo final, "vamos a seguir exigiendo justicia" Por lo pronto, dijo, están en espera del nuevo dictamen de la PGJDF, a partir de los nuevos elementos periciales que presentaron y, de resultar negativo este fallo, la familia presentaría un recurso de inconformidad y luego al amparo federal, y además solicitaría a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) atrajera el caso

Comentarios