Elba Esther ya no era militante priista: Palacios; empieza la división interna

sábado, 15 de julio de 2006
México, D F, 14 de julio (apro)- El presidente nacional del PRI, Mariano Palacios Alcocer, dijo que la expulsión de Gordillo no es un ajuste de cuentas o el inicio de una "cacería de brujas" "El PRI dio muestra de una enorme tolerancia Tratamos de actuar con una enorme prudencia a lo largo de estos meses y, una vez concluido el proceso electoral, los órganos jurisdiccionales del partido obran en consecuencia No se trata, de ninguna manera, de actitudes que tuvieran que ver con ese tipo de calificativos", aseguró Sostuvo, así mismo, que Gordillo desde hace mucho tiempo que había dejado de ser priista"Quienes están en otra organización política dejan de estar en ésta", resumió La expulsión de Gordillo, dijo, es un asunto largamente analizado y estudiado por la Comisión Nacional de Justicia Partidaria y fue resuelto con apego a la normatividad interna Luego de rendir protesta como coordinador del grupo parlamentario del PRI en el Senado de la República, Manlio Fabio Beltrones, habló sobre la expulsión de la maestra, y afirmó que los efectos dentro del partido serán mínimos Pero no todos piensan así Para el gobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong, la expulsión de Gordillo lleva al "clímax del divisionismo en el partido", y censuró que este momento, en que están por definir el "camino a seguir, se esté aplicando la guillotina" Dijo: "Hay que entender que el PRI tiene muchas voces, que no siempre están de acuerdo con el partido pero, al final, la suma de estas fuerzas le dará fortaleza" Osorio Chong admitió que existe una "fuerte división" en el PRI que impide tomar acuerdos en los temas principales de la agenda partidista, lo que no se resolverá sólo con la opinión de los dirigentes o de los 17 gobernadores priistas Al llamar a una asamblea nacional, Osorio Chong, afirmó que "nadie debe erigirse como dueño del partido" Y dijo que, "aunque existen muchas voces que quieren cambiar hasta el nombre y los colores del partido, es necesario ver el fondo, no la forma, porque ahora lo importante es saber a dónde se quiere llevar al PRI" Quien sí celebró la salida de Gordillo fue el gobernador de Colima Silverio Cavazos Ceballos, quien afirmó que su partido necesita una "reestructuración a fondo, donde la lealtad sea un valor fundamental, pues sin ella ninguna institución puede caminar con firmeza" Advirtió que, aunque hay quienes consideran que el PRI "debería seguir siendo el partido de siempre, sólo arreglándose entre grupúsculos, algunos consideramos que debe entrar a un proceso de renovación total, que le permita realmente poner el liderazgo que tiene al servicio de las causas populares" Cavazos llamó a iniciar la "poda" en el PRI, aunque dijo que ya se encuentran en el proceso de identificación de los "traidores", a quienes "en todas las legislaciones y normas consuetudinarias siempre se les aplica la misma sanción No veo por qué el PRI no las tenga que aplicar" Cuestionado si dividieron al PRI las llamadas realizadas por Gordillo a algunos gobernadores, Cavazos indicó: "A mí no No sé en qué medida haya logrado eso Creo mucho en la moralidad y rectitud de los señores gobernadores, mis amigos" (Con información de César Peña Sánchez, Pedro Zamora)