Puebla: Reavivan pugna Doger Guerrero y López Zavala

martes, 15 de agosto de 2006
Puebla, Pue , 14 de agosto (apro)- El secretario de Gobernación del estado, Javier López Zavala, y el acalde de Puebla, Enrique Doger Guerrero, reavivaron la semana pasada la pugna que mantienen desde el inició de la actual administración Ambos personajes se han acusado mutuamente de orquestar campañas en su contra El conflicto se reanudó el miércoles pasado, cuando el edil poblano acusó al secretario López Zavala de promover las críticas en contra de su gestión, debido a movimientos en las secretarías de Gobernación y de Seguridad Pública Doger Guerrero dijo en entrevista que las críticas no sólo provenían de la oposición, sino de su propio partido y del gobierno del estado Los críticos "son enviados" de López Zavala, aseguró el alcalde La respuesta de López Zavala no se hizo esperar Acusó a Enrique Doger Guerrero de utilizar al municipio de Puebla como un trampolín político para la gubernatura, "tener una doble moral", actuar de forma "hipócrita", pagar columnas periodísticas para golpearlo mediáticamente y ser incapaz de gobernar la capital del estado El intercambio de acusaciones y denuestos llegó incluso a incomodar al gobernador Mario Marín, quien el viernes pasado se vio precisado a exhortarlos a la reconciliación Instó a ambos personajes a cesar las declaraciones encontradas: "Yo exhortaría a ambos funcionarios, tanto al señor presidente municipal como al secretario de Gobernación que hagan a un lado sus diferencias, a que se pongan a trabajar por Puebla, Puebla los necesita unidos, a sumar esfuerzos" En versiones periodistas del estado se han mencionado las aspiraciones del secretario López Zavala de ser el próximo alcalde poblano, mientras que de Doger Guerrero se ha dicho que desde la alcaldía ha operado para lograr la candidatura de su partido al gobierno del estado El actual enfrentamiento entre las administraciones municipal y estatal es más profundo que las diferencias que tuvieron los ediles panistas con los gobiernos priistas en turno Las declaraciones contrapuestas entre el grupo Merio Marín y el equipo del Doger Guerrero, exrector de la Universidad Autónoma de Puebla, se remontan a la precamapaña priista de 2004, cuando el propio gobernador hizo pública su oposición a la candidatura del alcalde El fuego cruzado se reanudó cuando detonó el escándalo de la conversación entre el gobernador Mario Marín Torres y el empresario Kamel Nacif Borge A partir de este episodio, el presidente municipal de Puebla se deslindó del mandatario; y reveló que fue objeto de amenazas por su crítica posición En una entrevista concedida a Apro el pasado 3 de marzo, declaró: "Yo lo dije desde el principio, el 16 de febrero después de mi primer Informe de Gobierno; dije que era algo grave (el escándalo) y que se tenía que atender de inmediato En esos momentos algunos voceros o representantes señalaban que eran mentiras, que no existía la grabación, que no era real, y un conjunto de cosas Pero dos o tres semanas después nos dimos cuenta que la voz sí fue real "Me parece que quienes asesoraron al gobernador se equivocaron y ha habido un alejamiento de la sociedad; y eso lo sostengo Mi posición no responde a ningún interés personal o a algún proyecto político Como poblano me indigna que Puebla sea conocida por los chistes, las bromas y por frases desafortunadas que hubo en la grabación; y se convirtió ya en un chacoteo Además, hay una degradación de la política, porque en el fondo hay cuando menos sospechas de delitos graves", señaló entonces Responsabilizó a la administración de Marín Torres de amenazarlo de muerte y de exigirle su renuncia como edil capitalino Un mes después, el 12 de abril, ambas partes acordaron una tregua Después de hacer pública una reunión privada que sostuvo con Mario Marín Torres, el alcalde se comprometió a cesar sus críticas contra el mandatario Paradójicamente, ese día el propio López Zavala definió su relación con el edil como "completamente positiva" Cuatro meses después se revivió la crisis Doger Guerrero calificó a López Zavala como un funcionario con una "actitud equivocada" que actúa erróneamente por los "nervios de su precampaña" para convertirse en presidente de la capital del estado También lo acusó de obstaculizar su gobierno y mandarle a grupos desestabilizadores para manifestarse en su contra El viernes aminoraron las declaraciones encontradas entre ambos personajes El secretario de Gobernación se comprometió a no tratar de nueva cuenta el tema ni expresar más críticas contra el alcalde