Buscan inversionistas la destrucción de los ecosistemas de manglar, denuncian ONG's

martes, 9 de octubre de 2007
Cuyutlán, Col , 8 de octubre (apro)- Organizaciones ambientalistas denunciaron que se cocina una contrarreforma para modificar el artículo 60 de la Ley General de Vida Silvestre, con lo que, "a los ojos del mundo, el gobierno mexicano daría entrada a la destrucción de los ecosistemas de manglar" Durante la III Asamblea de la Redmanglar Internacional, que se realiza en esta población costera, Esperanza Salazar Zenil, representante de la organización en el Pacífico mexicano, señaló que el cambio es promovido "de manera tramposa" por el sector de desarrolladores turísticos, inmobiliarios, portuarios, industriales y acuícolas, en alianza con los gobiernos de Quintana Roo y Campeche, así como con dependencias del gobierno federal A principios de este año, fue publicada en el Diario Oficial de la federación una adición a la Ley General de Vida Silvestre, donde se prohíbe destruir ecosistemas de manglar, lo que generó una serie de protestas de promotores de proyectos turísticos e industriales en las entidades con litoral Y es que, según un comunicado de la Redmanglar Internacional, firmado por Verónica Yépez Reyes, la cobertura original de manglar en México ha disminuido considerablemente, pues mientras en 1994 se estimó que se había perdido 65 por ciento de éste ecosistema y quedaban 721 mil hectáreas en el país, cinco años después la norma de emergencia sobre protección de manglar estableció que quedaban 660 mil hectáreas de ese ecosistema en el territorio nacional De acuerdo con ese documento, "la tala irracional de los árboles, ya sea con el fin de aprovechar la madera, destruir el manglar para reemplazarlo con alguna construcción (turística o industrial), o utilizar esas tierras para agricultura o ganadería, puede tener graves consecuencias, tanto por el entorno marino, por las pesquerías dependientes del manglar, como sobre el terrestre, porque ya no hay freno a la erosión o inundación por el mar" Por su parte, el secretario ejecutivo de ese organismo, el ecuatoriano Líder Góngora Farías, indicó que su organización está preocupada porque existen una serie de amenazas contra los ecosistemas costeros y manglares, a partir de megaproyectos como empresas camaroneras, petroleras, regasificadoras, de turismo y plantaciones agroindustriales "Estamos muy preocupados porque la destrucción se está acelerando, pues más de 50 por ciento del sistema manglar del planeta se ha destruido y, además del daño ambiental, esto ha significado el desplazamiento de muchas comunidades y pueblos que estaban asentados en esas regiones", dijo Esperanza Salazar, quien también es representante de la organización Bios Iguana, afirmó que el gobierno de Colima promueve "la destrucción de los ecosistemas y, de manera perversa, no sólo intenta confundir a la opinión pública, sino que deliberadamente ha incurrido de manera flagrante en acciones violatorias de los instrumentos legales estatales y federales, manteniendo una actitud de desprecio por la participación ciudadana, en particular con instituciones sociales que no comparten su visión y método para imponer proyectos económicos en la región" Indicó que, entre los proyectos que han sido impuestos en Colima, se encuentra la ampliación portuaria en la laguna de San Pedrito, la instalación de la gasera Zeta, así como la tentativa de instalar una terminal de gas natural licuado sin sustento jurídico, técnico y moral, así como "el cínico intento" de destruir el flujo hidrológico en la Laguna de Cuyutlán para instalar el Puerto II de Manzanillo A su vez, Jorge Varela, representante del Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca, en Honduras, aclaró que las temáticas de ese encuentro son de carácter académico, científico, económico y ambiental, y dijo que en este intercambio de experiencias, los miembros de Bios Iguana han compartido la problemática de la Laguna de Cuyutlán, por lo que "podremos solidarizarnos con ellos y manifestarles nuestro apoyo moral" Añadió: "Vemos que, ante las políticas del neoliberalismo, las grandes empresas que vienen a apropiarse de nuestros recursos traen grandes promesas, y cuando las leyes les impiden llegar a sus objetivos y tienen que establecerse en zonas de manglares, ellos tienen la táctica de eliminar, modificar o acomodar las leyes a su antojo para lograr sus propósitos" En entrevista, Góngora manifestó que el hecho de que la tercera asamblea de la Redmanglar Internacional se realice precisamente en Cuyutlán, significa un apoyo moral para las organizaciones locales que luchan por la conservación de este ecosistema Presente en la reunión, el delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Raúl Arredondo Nava, señaló que las autoridades federales están dispuestas a participar y escuchar todos los planteamientos que se realicen por parte de las organizaciones "Es muy importante sentarnos a trabajar y conocer puntos de vista que probablemente no se han observado por parte de las autoridades e incorporar políticas públicas y establecer criterios para el beneficio de nuestros ecosistemas", puntualizó

Comentarios