Cuestiona Cejil las pesquisas sobre los casos de tlapanecas violadas por soldados

martes, 11 de diciembre de 2007
México, D F, 10 de diciembre (apro-cimac)- La directora del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), Soraya Long, aseguró hoy que los casos de las mujeres indígenas tlapanecas violadas por militares, en 2002, tienen altas posibilidades de llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) En el marco de su tercera visita a México, con una agenda centrada en el tema de la violación sexual ejercida por militares y la propuesta para modificar el artículo 57 del Código de Justicia Militar, Long precisó que esta "sería la oportunidad ideal para que la Corte obligue al Estado mexicano" a reformar su legislación y que los casos de violaciones de derechos humanos no sean juzgados por militares Long señaló que ambos casos, cuyas audiencias se realizaron en la CIDH en octubre pasado con la presencia de mujeres tlapanecas, ya fueron admitidos por esta instancia, por lo que ahora se discute si el Estado "es responsable o no de las violaciones denunciadas" Dijo: "Esperamos que, en cualquier momento, la CIDH rinda su informe de fondo sobre estos casos, declarando la responsabilidad del Estado" Añadió que esto significaría que el Estado estaría obligado, a partir de una sentencia de la Corte, a acatar sus recomendaciones Aclaró que, si bien no hay una sanción en caso de que el Estado mexicano y el gobierno no acaten la sentencia que emitiera la Corte porque ésta no tiene "poder coercitivo", sí existe una obligación ética, moral y jurídica de los Estados para cumplir con esas obligaciones" Dijo que el negarse a cumplir con una sentencia de la Corte, "implicaría un costo político internacional muy alto para México" Hasta ahora, indicó, no hay ningún Estado que haya manifestado que no va a cumplir con lo que mandata la Corte Long explicó que, en el caso de las mujeres tlapanecas, la "investigación" realizada por el fuero militar determinó que no hubo participación de militares en estas violaciones sexuales, por lo que el caso fue turnado al fuero civil Señaló que, en este caso, como en todos en los que ha habido soldados involucrados en violaciones sexuales, se turnan al fuero civil para que las procuradurías investiguen, debido a que la autoridad militar determina que sus elementos no participaron en estos delitos "Ésa es una aberración a los derechos de las mujeres", enfatizó la activista, quien dijo que se ignoran todos los elementos probatorios que existen, así como los propios testimonios de las mujeres, quienes ni siquiera son citadas por la jurisdicción militar para escucharlas "Al tener tanto tiempo el fuero militar el conocimiento de estos casos, se hace más difícil la investigación de los hechos Entonces, lo que uno se pregunta ahora es qué va a investigar la procuraduría, a qué civiles, si las mujeres han dicho que fueron militares quienes las violaron" Long señaló que, en el caso de las tlapanecas, las diligencias realizadas por el Estado "fueron mínimas, insuficientes y era evidente que constituyeron graves violaciones a los derechos y garantías procesales de las víctimas" Insistió que "lo único que se investigó, es si los soldados incurrieron en faltas a la disciplina militar y, según sus investigaciones, éstos no abandonaron el lugar al que fueron comisionados Por ende, si no lo abandonaron, no pudieron haber participado en la violación, lo que, a su vez, significa que no son responsables de ella"

Comentarios