PGJ: Las víctimas de las narcofosas fueron torturadas antes de morir

miércoles, 9 de enero de 2008
México, D F, 8 de enero (apro)- La Procuraduría General de Justicia de Michoacán (PGJ) confirmó que las cinco personas que fueron encontradas enterradas en tres fosas clandestinas en el municipio serrano de Charo, fueron torturadas antes de morir De acuerdo con la autopsia practicada por el Servicio Médico Forense, los cinco cadáveres presentan evidencias de golpes contusos, incluido el de la única mujer localizada en las fosas clandestinas Todos los cuerpos estaban atados de pies y manos con cinta canela; además, tenían vendados los ojos Según el Semefo, cuatro de las víctimas --la mujer y tres hombres-- murieron asfixiados por obstrucción mecánica de vías respiratorias El quinto cadáver, presenta un disparo de arma de fuego a la altura del abdomen y el tiro de gracia Hasta el momento, ninguna de las víctimas ha sido identificada y en la Procuraduría de Justicia del estado se informó que no existen reportes de personas desaparecidas en esa región michoacana Al respecto, el procurador de Michoacán, Juan Antonio Magaña de la Mora, presume que se trata de personas reportadas como desaparecidas en el estado de Jalisco Magaña de la Mora dio a conocer que la PGJ ya solicitó la colaboración de su par jalisciense para que corrobore la información La víspera, la PGJ de Michoacán localizó tres fosas clandestinas con cinco personas enterradas El hallazgo fue posible gracias a que vecinos de Charo descubrieron una mano semienterrada en un paraje y dieron aviso a la policía De acuerdo con los reportes, a los cuerpos se les esparció cal y en el lugar las autoridades localizaron bultos del polvo corrosivo, así como colchonetas que, al parecer, fueron utilizadas para trasladar los cadáveres La identidad de las víctimas no se ha determinado por el momento y se espera la comunicación de las autoridades de Jalisco, para determinar si se trata de cinco personas que fueron reportadas como desaparecidas en aquella entidad

Comentarios