Protestan en Chiapas contra reforma antiaborto

miércoles, 9 de diciembre de 2009

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 9 de diciembre (apro).- Un grupo de mujeres chapanecas, apoyadas por organizaciones locales y nacionales, exigieron hoy a los diputados locales dar marcha atrás a la reforma legal antiaborto que tienen previsto votar este jueves en el Congreso del estado.
           La diputada local panista, Ana Elisa López Cuello, apoyada por sus homólogos del PRI y PRD, Mauricio Mendoza Castañeda y Mario Casimiro Vega Román, propuso ayer en el Congreso local una reforma al Código Civil y de Procedimientos Civiles para dar “reconocimiento jurídico” a las personas desde el momento de su fecundación.
          Ese grupo de activistas, que se concentró a las puertas del Congreso local, consideró que es anticonstitucional y contraviene los tratados internacionales firmados por México proteger al producto desde su concepción, y no los derechos de la mujer.
          En un extenso documento entregado hoy a los legisladores, las activistas advierten que esta iniciativa se suma a la tendencia que se registra en el país para criminalizar el aborto.
           Ello, en relación con la iniciativa de un grupo de diputados locales del PRI, PAN y PRD, en la que se establecen reformas a los códigos Civil y Penal de Chiapas, según las cuales “desde que un individuo es concebido entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido para todos los efectos”.
          En ese documento, las activistas señalan que esa iniciativa “nos preocupa por múltiples razones. Es un asunto que nos concierne directamente a las mujeres y en absoluto hemos sido consultadas al respecto. Es una iniciativa que tiene como objeto principal proteger a un cigoto, y no los derechos de la mujer que lo tiene dentro. Pasa por alto la capacidad de decidir y ser de las mujeres”.
          Agregan que la iniciativa representa un retroceso en el reconocimiento de los derechos de las mujeres, concretamente los derechos reproductivos y sexuales, y el derecho a la vida. Además, afirman, contraviene los lineamientos establecidos en convenciones y declaraciones internacionales ratificadas por México ante las Naciones Unidas, y “deja al descubierto las alianzas perversas entre los partidos políticos, sin importar ideologías, y de éstos con los poderes fácticos como la Iglesia”.
           Exponen: “Como ciudadanas en pleno goce de nuestros derechos, exigimos frenar la pretensión de aprobar estas reformas que buscan despojar a las mujeres de la capacidad y derecho de decidir sobre sus cuerpos. Este es un asunto en el que el Estado no tiene porqué intervenir”.
          “Saquen sus rosarios de nuestros ovarios”, exigieron grupos de mujeres organizadas, según los cuales la propuesta de ley antiaborto, “disfrazada como `Iniciativa de Ley para una Paternidad Responsable`, obedece más a un concepto religioso que legal”.
          Marta Figueroa, del Colectivo de Mujeres de San Cristóbal, explicó: “La palabra cigoto –que figura en la iniciativa-- viene en la Biblia, y es ahí de donde viene la propuesta: de los grupos conservadores que gobiernan el país y que ya han logrado concretar en 17 estados las leyes que impiden a la mujer decidir sobre su cuerpo”,
          Las activistas sostuvieron que, de aprobarse la reforma, los programas de control natal, como el dispositivo intrauterino, “serían considerados abortivos”, así como los métodos de fertilidad asistida, que utiliza la fecundación in vitro.
          “En el caso de Chiapas, donde las mujeres enfrentan las más difíciles situaciones de violencia y marginación, de aprobarse esta ley, sería un doble agravio”, expresaron.
           En ese documento, que firman grupos de mujeres de los estados de Chiapas, Oaxaca, Morelos, Hidalgo, Jalisco, Guerreo y Yucatán, así como del Distrito Federal, se exige a los diputados locales convocar a un debate público sobre esa iniciativa.
          Expusieron que Chiapas ocupa uno de los primeros lugares en muerte materna, y advirtieron a los legisladores que “determinaciones de este tipo provocarán más muertes por abortos clandestinos o en condiciones insalubres”.
           Señalaron que “el gobierno del estado promueve afanosamente acciones para empoderar a las mujeres y respetar sus derechos. Luego entonces, ¿esta iniciativa no va en contra de las acciones que impulsa el Poder Ejecutivo, o se trata de dar un paso adelante y dos atrás?”.
          Añadieron: “Los Objetivos de Desarrollo del Milenio que ustedes mismos incluyeron en la Constitución para darles cumplimiento de manera obligatoria, hablan de promover la equidad de género y disminuir la muerte materna. ¿En qué medida esta iniciativa contribuye a ello?
            “Las mujeres aspiramos a un derecho legítimo que es la equidad. Quienes supuestamente representan al pueblo no tienen derecho a frenarlo. La base fundamental para ejercer cualquiera de nuestros derechos es la capacidad de decisión, y ustedes, a estas alturas, no pueden negarla con la aprobación de leyes arcaicas, que de ninguna manera tienen cabida en un estado laico y democrático”, concluye.
          Entre las organizaciones que firman el documento figuran la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres; Desarrollo, Género y Ciudadanía; Colectivo Educación para la Paz y los Derechos Humanos; Colectivo ISITAME; Red de Mujeres por la Igualdad de Chiapas y Asesoría, Capacitación y Asistencia en Salud, A.C.