"Madruguete" en el PRI de Tamaulipas; destapan a Torre Cantú

martes, 19 de enero de 2010

CIUDAD VICTORIA, Tamps., 19 de enero (apro).- Un día antes de hacerse pública la convocatoria para designar al candidato del PRI a la gubernatura de esta entidad, el nombre del diputado federal, Rodolfo Torre Cantú, comenzó a sonar como el elegido.
En conferencia de prensa, el delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Ramiro Hernández García, desestimó dicha versión y afirmó que lo único cierto hasta ahora en la contienda interna del PRI es la publicación de la convocatoria que establecía la convención de delegados como método de selección y marcaba un plazo de 10 días para el registro de precandidatos.
          Sin embargo, esta mañana fuentes del gobierno y del PRI filtraron a columnistas y medios de comunicación que, una vez que se haga pública la convocatoria, el PRI citará a una “reunión de trabajo”, mañana por la tarde, para que los sectores se pronuncien por la candidatura de “unidad” de Torre Cantú, quien tiene el respaldo del gobernador Eugenio Hernández Flores.
          Inclusive, las mismas fuentes dijeron que el secretario de Educación del Estado, José Manuel Assad Montelongo, también aspirante a la postulación priísta, renunciará a su cargo para asumir la coordinación general de la campaña por la gubernatura del estado.      
          Torre Cantú fue director del DIF durante la administración de Hernández Flores en su carácter de alcalde de esta capital (2002-2004). Desde el inicio del actual sexenio, ocupó la Secretaría de Salud. El año pasado renunció al cargo para postularse como candidato a diputado federal.
           Por su parte, el dirigente estatal del PRI, Ricardo Gamundi Rosas, confió en que se den las condiciones para que su partido pueda postular un candidato de “unidad”.
           Otros aspirantes priistas a la nominación, que no pertenecen al “grupo compacto” del gobernador Eugenio Hernández, son el alcalde de Reynosa, Oscar Luebbert Gutiérrez, y el diputado federal, Marco Antonio Bernal.

Comentarios