Demandan a exalcalde panista en Jalisco

jueves, 21 de enero de 2010

GUADALAJARA, 21 de enero (apro).- El expresidente municipal de Tlajomulco, el panista Antonio Tatengo Ureña, autorizó el año pasado la operación de 31 fraccionamientos, sin contar con los estudios correspondientes y, en algunos casos, con documentos falsificados, reveló hoy el actual alcalde, Enrique Alfaro Ramírez.
    El presidente municipal dio a conocer que ante tales irregularidades presentó una denuncia penal en contra del exedil panista y de algunos funcionarios de primer nivel de la anterior administración.
    Alfaro Ramírez señaló que algunos de los fraccionamientos autorizados se erigieron en zonas de recarga acuífera, lo cual pone a las viviendas y los moradores “en riesgo de inundaciones y tragedias”.
    Por si fuera poco, agregó, 13 de dichos proyectos habitacionales “ni siquiera cumplieron con sus pagos a las arcas municipales, lo que representa un daño al erario por 196 millones de pesos”, de acuerdo con la Auditoría Superior del estado.
“Esto es totalmente sospechoso. Cómo es posible que el alcalde Tatengo no haya hecho nada para pelear por esos recursos”, afirmó el alcalde Enrique Alfaro Ramírez.
    La desmedida autorización de fraccionamientos ha provocado el crecimiento desordenado de Tlajomulco, pues en sólo 177 hectáreas de terreno se asientan 10, 424 viviendas irregulares, donde conviven 52 mil familiares.
    El alcalde Alfaro Ramírez explicó que, entre otras irregularidades, en 22% de los proyectos no es entregó fianza, mientras que en 25% de los desarrollos no se comprobó la posesión del predio, “por lo que, quizás, los compradores adquirieron terrenos que luego pueden serles arrebatados”.
    Enrique Alfaro es primer alcalde surgido del PRD que gobierna algún municipio de la zona metropolitana de Guadalajara, el principal centro poblacional del estado.
    “Es un caos total el que dejaron --se quejó Alfaro--. El expresidente Tatengo dijo en su campaña que no iba a autorizar ni un solo fraccionamiento, pero durante su gobierno autorizó once mil viviendas. En su gran mayoría son irregulares, en el 2009 los 31 fraccionamientos que aprobó vienen con vicios ilegales de origen, la mitad de ellos no tenia estudio de impacto ambiental; 45% no tiene aprobado proyecto de hidrosaneamiento y 20% no tenía estudios de mecánica de suelos. Todos los expedientes aprobados el año pasado carecen de la documentación contemplada en el Código Urbano de Jalisco.”
El caso más grave, reveló el alcalde, es el del fraccionamiento Gavilanes, donde los funcionarios salientes, particularmente el exdirector de Obras Públicas cambió, sin consultar al Cabildo, el dictamen de densidad que originalmente permitía 6 casas por cada 600 metros y lo triplicó a 17 viviendas. “Además, los constructores falsificaron documentos con firmas de vecinos, para modificar esta densificación. Todo esto revela la evidente complicidad entre el anterior ayuntamiento y los fraccionadores”, agregó.
Por ello, esta mañana presentaron una denuncia en la Procuraduría de Jalisco en contra del expresidente municipal Antonio Tatengo y los funcionarios que resulten responsables. La denuncia fue recibida en Oficialía de Partes cerca del mediodía.
 Señaló que ahora tienen la tarea titánica de regularizar “ese cochinero”. Y señaló que ya diseñan la estrategia para tener en medio año todo en regla.
“No vamos a otorgar un solo permiso más para vivienda hasta que regularicemos la situación. Basta de esa voracidad y de que se vulneren las leyes. Y es que el caos en la urbanización de Tlajomulco es producto, esencialmente, de violaciones sistemáticas a la ley. Se llevaron a cabo procesos irregulares e ilegales en la expedición de licencias, en la vigilancia de las obras y en la dotación de servicios básicos”, concluyó el alcalde.

Comentarios