Amenazan con desalojar 7 poblados de Montes Azules

martes, 26 de enero de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 26 de enero (apro).- Los gobiernos estatal y federal advirtieron hoy a los pobladores de siete comunidades que ocupan ilegalmente terrenos en la zona protegida de Montes Azules que utilizar la fuerza pública para desalojarlos en caso de que se resistan a abandonar las tierras de manera voluntaria.

    En conferencia de prensa conjunta, el secretario general de Gobierno, Noé Castañón León, y el director regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Francisco Javier Jiménez González, confiaron en que dichos grupos acepten trasladarse a otras regiones del estado para evitar que se lleve a cabo “un procedimiento de desalojo”.

    Castañón León señaló que sólo en cuatro asentamientos ha habido necesidad de utilizar la fuerza para desalojarlos. Sin embargo, aclaró, que esta medida se tomó “cuando realmente se ha agotado el diálogo, cuando realmente ha sido imposible concertar con ellos un retiro voluntario de su permanencia en la selva”.

No obstante ello, agregó, en los cuatro desalojos, se ha tenido “un cuidado exhaustivo” para no violar garantías individuales, para no violar a la gente sus derechos humanos; “esos procedimientos de desalojo son de carácter federal, en ellos el gobierno del estado de Chiapas es coadyuvante en su realización, apegados de manera puntual de esos procedimientos de ajuste a una reciente ley sobre la materia”.

El pasado 20 de enero,  los gobiernos federal y estatal llevaron a cabo el desalojo de dos comunidades, cuyos habitantes intentaron resistir. Como consecuencia de ello, dos indígenas fueron detenidos acusados de tener en su poder armas de grueso calibre. Hasta el momento siguen presos.

El funcionario estatal dijo que actualmente sólo quedan en la selva Lacandona siete grupos irregulares, con quienes el gobierno de Chiapas mantiene mesas de diálogo y concertación. “Esto es, tenemos a estos siete grupos sentados en la mesa, dialogando y buscando el abandono de su permanencia en la reserva de biosfera, de manera voluntaria”, explicó.

El secretario general de Gobierno indicó que muchos de los indígenas han expresado su deseo de reubicarse en otras regiones del estado, “donde se les podría brindar apoyo gubernamental para que hagan una vida normal, una vida libre de amenazas, libre de problemas”.

Explicó que los desalojos no tienen otro propósito que preservar la Reserva de la Biosfera de Montes Azules, corazón de la selva Lacandona. Argumentó que fue necesario el desalojo para proteger el “macizo forestal” que se pone en riesgo ante la presencia de asentamientos humanos.

Ambos funcionarios destacaron la importancia de la Reserva de la Biosfera de Montes Azules, ya que representa 20% de la diversidad biológica de todo el país. México es el cuarto país “mega diverso” del mundo; alberga al 10% de la diversidad de especies del planeta.

Castañón León, señaló que uno de los factores que inciden de manera importante en la depredación de la selva es la presencia de grupos humanos que están asentados o lo estaban dentro de la Reserva.

En ese mismo acto, el director de la Conanp en Chiapas, dijo que los asentamientos irregulares han sido una de las de las principales causas que han provocado el gran deterioro de los ecosistemas de la selva.

Explicó que la tala y desmontes para aprovechar y comercializar de manera clandestina los recursos forestales, principalmente las maderas preciosas tropicales, como la caoba y el cedro rojo, entre otras, además de las no forestales como la Palma Xate, la pita y otras de uso comercial, ha acelerado el deterioro de la reserva.

“Aquí también tenemos una cacería furtiva, sea de subsistencia o para traficar productos y subproductos de la fauna silvestre; disminuyen las poblaciones de fauna silvestre, lo que puede provocar la extinción de especies, lo que pone en riesgo de desaparecer a animales como la guacamaya roja, el zenso o el jaguar”, advirtió.

Comentarios