Alcalde del PRD denuncia chantaje del Grupo UdeG

lunes, 22 de febrero de 2010

GUADALAJARA, Jal., 22 de febrero (apro).- El alcalde perredista del municipio conurbado de Tlajomulco, Enrique Alfaro, se desmarcó hoy del Grupo Universidad que actualmente tiene bajo su control al Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la entidad.
Sin embargo, su rompimiento provocó que el líder estatal del PRD, Antonio Magallanes, anunciara que su partido iniciaría un proceso de expulsión del partido en contra de Alfaro  Ramírez.
    En ruedas de prensa por separado, Alfaro Ramírez y Magallanes Rodríguez intercambiaron acusaciones, en las que el primero denunció que el líder moral y exrector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Raúl Padilla López, chantajea a Tlajomulco para obtener espacios de poder.
    Alfaro Ramírez sostuvo que Padilla López le exigió 60% de los espacios del gobierno municipal y, al no acceder el alcalde, el exrector de la UdeG se reunió con regidores de PRI y PAN para boicotear los nombramientos de secretario general, tesorero y contralor de Tlajomulco.
    “En las últimas dos décadas, los jaliscienses han sido testigos de los afanes de poder de Raúl Padilla López. Su modus operandi –acusó-- ha consistido en intentar cercar y secuestrar a varias organizaciones e instituciones públicas locales, incrustando a sus incondicionales en posiciones estratégicas de control político y financiero.
“Bajo el velo de la promoción cultural y la renovación académica, Raúl Padilla López ha construido redes de complicidad para intentar convertirse en factor de decisión de la vida pública de Jalisco”, acusó Alfaro.
    Recordó que Padilla López es el impulsor de importantes eventos en la entidad, entre ellos la Feria Internacional del Libro (FIL) y el Festival Internacional del Cine en Guadalajara, a los que se destinan millones de pesos provenientes del erario.
    El munícipe admitió que “estoy consciente que librarse de uno de los poderes fácticos más influyentes de Jalisco en las últimas décadas implica riesgos”.
Uno de ellos, ejemplificó, es la cancelación de la construcción del Centro Universitario de Tlajomulco que ya había recibido recursos estatales.
    Y adelantó que saldrán de la nómina ocho personas que pertenecen al grupo político de Raúl Padilla López; aseguró, además, que ya dialogó con líderes perredistas nacionales, entre ellos Alejandro Encinas, quienes le manifestaron su respaldo.
    Enrique Alfaro también rechazó sostener una alianza con el gobernador panista Emilio González Márquez o con grupos de ultraderecha, y advirtió que no piensa dialogar con ningún “chalán de Raúl Padilla”.
    En tanto Antonio Magallanes anticipó el proceso de expulsión de Alfaro Ramírez del PRD. “Nuestros estatutos prohíben dirimir cuestiones del partido en los medios de comunicación y él lo hizo así”, argumentó.
    El líder estatal del PRD acusó al alcalde de ser “un patiño” del gobernador. “El verdadero titiritero es Emilio González Márquez. Es El Yunque el que está operando todo esto. Alfaro es un ingrato y desleal, pues traicionó a sus amigos de la adolescencia y rompió los acuerdos a los que había llegado con diversas corrientes”
    Magallanes recordó que cuando Enrique Alfaro era diputado “votó a favor del presupuesto del gobernador panista Emilio González, que beneficia sólo obras de ese partido”.
El líder partidista advirtió que Enrique Alfaro está trabajando del lado de El Yunque. “El PAN perdió la zona metropolitana y quiere meterse a Tlajomulco con Alfaro para hacer contrapeso, y no lo vamos a permitir”.
    Por último, descartó que Raúl Padilla López, consejero nacional del PRD, enfrente un proceso de expulsión por las acusaciones de Alfaro, pues “en todo caso eso corresponderá decidirlo a las instancias nacionales del partido”.

Comentarios