Acusan de ecocidio a edil de Veracruz

viernes, 5 de febrero de 2010

JALAPA, Ver., 5 de febrero (apro).- El diputado panista, Marco Antonio Núñez, solicitó al gobernador de esta entidad, Fidel Herrera Beltrán, que declare “área natural protegida” los predios Tembladeras y Bajo del Jobo, para evitar que las autoridades municipales del puerto de Veracruz destruyan esa zona de humedales.
    Núñez hizo la petición luego de que el pasado 27 de enero el Cabildo de Veracruz, que encabeza el priísta Jon Rementería Sempé, aprobó el cambio de uso de suelo de dichos predios, para convertirlos en zona habitacional, a pesar de que se ubican en una reserva importante de humedales y albergan  una gran cantidad de especies en extinción.
    El tema fue abordado en la sesión de este viernes en el Congreso local, donde el panista subrayó que no se pueden cerrar los ojos frente a las intenciones de quienes, “amparados en el desarrollo de una ciudad”, pretenden condicionar la sobrevivencia de los ecosistemas.
    Los humedales, explicó, son ecosistemas vastísimos que proveen un sinfín de servicios ambientales a la comunidad, entre ellos la limpieza del agua y la regulación de la temperatura. Esos reservorios de pesquerías, junto con los mantos friáticos, “son el principal almacén de agua dulce que utiliza el hombre para su vida diaria”, añadió.
    Al presentar un anteproyecto de punto de acuerdo, el panista refirió que los sistemas lagunares y estuarios de las costas veracruzanas son los más importantes del país, al cubrir cerca de 800 kilómetros del litoral del estado de Veracruz.
    Destacó que el cuidado y protección de los humedales están ceñidos a la legislación internacional, y en México, la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, así como la Ley General de Vida Silvestre, son las reguladoras en esa materia.
    Por ello, el legislador cuestionó la intención del alcalde de Veracruz, Jon Rementería, así como de la mayoría priísta en el Cabildo porteño, por aprobar el cambio de uso de suelo en 53 hectáreas de humedales ubicados en los predios conocidos como Bajo del Jobo y Tembladeras.
    Según Núñez, desde que se aprobó dicha medida, el pasado 27 de enero, organizaciones civiles, grupos colegiados y gran parte de la sociedad porteña han manifestado su inconformidad, pero “el alcalde ha dicho que somos ignorantes por anteponer la valía de un ecosistema único”, agregó.
    “Nos dice ignorantes por defender la vida, por no ser parte de la comparsa a la que están acostumbrados algunos personajes del gobierno en turno”, cuestionó el panista al subrayar que con esa medida el alcalde de Veracruz pretende legitimar el proyecto denominado Gran Visión.
    A través de este proyecto, en el que se contempla la construcción de una importante zona hotelera y áreas habitaciones, explicó, dijo, “se pretende confundir a la sociedad con el argumento de que la zona de humedales no es más que un pastizal y que sólo se cambió el uso de suelo a ‘habitacional restrictivo’, sin que ello signifique un desarrollo urbano o comercial”.
    Núñez solicitó la intervención del Ejecutivo estatal en este conflicto; además, pidió que se declare a los predios señalados como área protegida, “ya que está por medio la conservación de los humedales del puerto de Veracruz, el patrimonio natural y paisajístico de un ecosistema que guarda flora y fauna endémica”.
En respuesta, el priísta Dalos Ulises Rodríguez señaló que si bien el cabildo autorizo el cambio de uso de suelo, el asunto generó un “escándalo innecesario”, ya que si en algún tiempo hubo la intención de impulsar un desarrollo habitacional, “se dio marcha atrás”. Lo que ahora se busca, dijo, “es proteger y preservar esa zona natural”.

Comentarios