CNDH pide a Sabines erradicar intolerancia religiosa

martes, 20 de abril de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 20 de abril (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) instó al gobierno de Chiapas, que encabeza Juan Sabines Guerrero, a “superar y erradicar” la intolerancia religiosa.
    En una misiva oficial, el organismo que preside Raúl Plascencia Villanueva, solicitó la intervención del secretario general de Gobierno, Noé Castañón León para impedir que dichos actos de intolerancia religiosa vulneren los derechos humanos, y generen actos de violencia de difícil o imposible reparación.
    La CNDH envió la carta al gobierno chiapaneco en respuesta a los hechos ocurridos la semana pasada en la comunidad de Shulvó, en el municipio de Zinacantán, donde católicos tradicionalistas ordenaron expulsar de una escuela primaria a cinco menores evangelistas.
    La CNDH recordó que el 14 de mayo del 2003 emitió su Recomendación General número 5, con el fin de que autoridades educativas se abstengan de sancionar a los alumnos por motivos religiosos.
“La expulsión de dichos estudiantes se suma al expediente iniciado el pasado 9 de marzo, por la queja interpuesta por los dos pastores evangélicos, que refirieron actos de violencia contra integrantes de su comunidad religiosa”, dijo la CNDH.
Indicó que como parte de su investigación en este caso, la CNDH solicitó información a la Secretaría de Gobernación, al Gobierno del estado de Chiapas y a la Presidencia Municipal de Zinacantán.
“La libertad de creencia está consagrada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta Comisión Nacional considera que las libertades religiosa y de culto deben prevalecer sobre la cultura de la intolerancia. Es fundamental aprender a respetar al que es diferente”, apuntó el organismo.
Expuso que para la CNDH es indispensable atender conflictos de orden social y económico que pueden complicarse por problemas de intolerancia religiosa; “El ejercicio de la libertad religiosa no debe interpretarse como la rivalidad entre creyentes y no creyentes”.
Advirtió que como se mantendrá atenta a estos acontecimientos, con un permanente llamado para que se erradiquen dichas prácticas en México, y en su momento emitirá la resolución que conforme a derecho corresponda.
La semana pasada, Mariano Pérez Pérez denunció que en la comunidad Shulvó “los católicos han estado obligando a los evangélicos de la Iglesia Centro de Fe y Gracia de la corriente Pentecostés a que cooperen para llevar a cabo las fiestas del patrón de sus iglesias, y al oponerse, toman represalias como la expulsión de sus hijos de las escuelas”.

Comentarios