Encabeza "Greg" protestas contra "campaña de linchamiento"

martes, 20 de abril de 2010

CANCÚN, Q. Roo, 20 de abril (apro).- El precandidato del PRD a la gubernatura, Gregorio Sánchez Martínez, inició hoy una serie de movilizaciones para protestar por la “campaña de linchamiento” que, asegura, autoridades y medios emprendieron en su contra para impedirle llegar al cargo.
     El munícipe de Cancún, quien goza de una licencia de 90 días para participar en el proceso electoral, inició sus actividades encabezando una marcha de protesta que partió del palacio municipal para hacer una primera parada en la representación local de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y concluir en la del Poder Judicial estatal.       
     Greg Sánchez Martínez, a quien se atribuye la presunta responsabilidad del centro de espionaje político que el Ejército ubicó en días pasados en céntrico edificio de esta ciudad, presentó ante la CEDH una queja formal en contra del Sistema Quintanarroense de Comunicación (SQCS) y la Procuraduría local, instancia  que desde hace unos días quedó a cargo de su antecesor en la alcaldía, Francisco Alor Quesada.
Durante la jornada, el polémico edil interpuso también una demanda civil por daño moral ante el Juzgado Cuarto de Distrito en contra del SQCS.  
El precandidato opositor aseguró que, pese a la “guerra sucia” que desplegó en su contra el PRI-gobierno, continuará en la carrera por la gubernatura.
Además, tildó de “cobardes” a quienes en los últimos días han amenazado a su esposa, la cubana Niurka Sáliva, y otros familiares para obligarlo a retirarse de la contienda.
Ayer, Sáliva, denunció esas amenazas y responsabilizó al gobernador, el priista Félix González Canto, de lo que pudiera ocurrirles a Sánchez Martínez, a ella o a sus familiares.
Hoy, el precandidato criticó la actuación del SQCS y de la PGJE:
“Ya no queremos que sigan siendo utilizados como instrumento para atacar a los adversarios políticos del gobierno”, advirtió.
Por su parte, la presidenta estatal del PRI, Cora Amalia Castilla Madrid, opinó que Greg debería renunciar a su precandidatura porque ya acumula varias acusaciones en su contra.
     Y es que, además de las sospechas por su presunta responsabilidad en el centro de espionaje, sobre Sánchez Martínez pesan otras denuncias que se ventilan en la PGJE por un supuesto préstamo que le hizo un empresario para cubrir los gastos de su campaña en 2008.
 

Comentarios