Federación Internacional se solidariza con los mineros de Cananea

viernes, 23 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 23 de abril (apro).- La Federación Internacional de Trabajadores de la Industria Minera (FITIM) se solidarizó con los mineros de Cananea, luego de que el martes pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) terminó la relación laboral entre Mexicana de Cananea y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (STMMSRM).
    En una misiva dirigida al dueño de Grupo México, Germán Larrea Mota Velasco --la recibió el vigilante del edificio, ubicado en la colonia Polanco--, y firmada por el presidente de la FITIM, Bertrhold Huber; la secretario general de éste organismo, Jyrki Rayna, y el representante regional para América Latina y El Caribe, Jorge Almeida, la FITIM condenó la represión gubernamental contra la dirigencia del Sindicato Minero, encabezado por Napoleón Gómez Urrutia, autoexiliado en Vancouver, Canadá.
    La decisión de entregar la carta, después de un mitin afuera de las oficinas centrales de Grupo México, fue tomada en el encuentro de la Conferencia Regional de América y el Caribe de la FITIM. En el mitin hablaron, además de Raina y Almeida, Fernando Lopes, secretario adjunto de FITIM; Carol Bruce, representante de la ICEM, Federación Internacional de Sindicatos de la Energía, la Química, la Minería y Diversas.
    La misiva señala que el apoyo a los mineros mexicanos incluye a 25 millones de miembros en más de 100 países de la industria minera, miembros de la FITIM y se manifiesta el repudió a la “despiadada persecución política y económica contra el gremio minero” que esa empresa y el gobierno de México mantienen desde hace más de cuatro años”.
         La ICEM, que apoyó a los mineros, representa a más de 20 millones de trabajadores.
    Junto con más de 300 trabajadores de las minas de Cananea, Sombrerete y Taxco en huelga, los representantes de la FITIM pidieron en su carta justicia para los familiares de 65 mineros fallecidos en la mina Pasta de Conchos, Coahuila, el 19 de febrero de 2006, “que dejó en evidencia las pésimas condiciones de trabajo que existen en el sector minero del país”.
    Además, exigió la libertad del presidente del Consejo de Vigilancia del Sindicato Minero, Juan Linares Montufar, detenido el 3 de diciembre de 2008, por el presunto fraude del fondo sindical que firmó el Sindicato con Grupo México y eje central del conflicto con el empresario Larrea Mota Velasco.
    También se solidarizaron con los mineros que mantienen huelgas en las secciones sindicales 65 de Cananea, Sonora; 201, en Sombrerete, Zacatecas, y 17 de Taxco, Guerrero.

Comentarios