Desalojo de ambulantes en Oaxaca; dos heridos y nueve detenidos

lunes, 19 de julio de 2010

OAXACA, Oax., 19 de julio (apro).- Casi al mismo tiempo en que se celebraba La Guelaguetza o “Fiesta de los Lunes del Cerro” en esta ciudad, la policía desalojó por la fuerza a vendedores ambulantes que ocupaban la zona del centro, con un saldo dos personas heridas y nueve detenidas.
De acuerdo con testigos, alrededor de las 11:00 horas, un grupo de aproximadamente 20 policías ingresó al Zócalo y a la Alameda de León para desalojar a más de 100 vendedores ambulantes que se encontraban en esos lugares desde el pasado viernes 16, día en que iniciaron los festejos por la celebración de la Guelaguetza.
En ese momento, un grupo de jóvenes encapuchados intentó impedir el desmantelamiento de los puestos pertenecientes a las organizaciones Venustiano Carranza, 14 de Junio, Organización de Comerciantes Conscientes en Apoyo al Magisterio, la APPO y vendedores independientes, y enfrentó con palos a los uniformados, quienes en respuesta lanzaron gases lacrimógenos para dispersarlos.
En la trifulca resultaron heridos los comerciantes Cornelio González y Patrocinio Martínez, en tanto que Andrés Castañeda, Celestino Méndez, Jorge Armando Méndez, Mario Lavariega, Carlos Torres Ríos, Isaac Tapia, Alejandro Laris, Susana Molina y Ezequiel “N”, El máscara, fueron detenidos por alteración del orden público y llevados a los separos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
Tras los hechos, la Secretaría Estatal de Seguridad Pública tomó el control del Zócalo, donde desplegó alrededor de 230 efectivos para resguardar el área y hacer prevalecer el “estado de derecho”.
El comisionado de la dependencia, Jorge Alberto Quezadas, afirmó que permanecerán en el Zócalo de Oaxaca “el tiempo que sea necesario”, e hizo hincapié en que esta acción de apoyo a la  autoridad municipal no debe ser un pretexto para que se reavive una situación como la de 2006, porque “no tienen nada que ver los vendedores ambulantes con la sección 22 (del SNTE) que yo sepa y no había ningún maestro (de la APPO)”.
El funcionario estatal explicó que “desde la mañana se les pidió a los vendedores ambulantes que se retiraran del Zócalo por no tener la autorización municipal correspondiente, sin embargo, no accedieron y, por lo contrario, se mostraron agresivos. Hubo algunos golpes a inspectores y nos pidieron la intervención”.
No obstante, Abril Ortega, representante de los comerciantes de la organización 14 de junio, señaló que nunca fueron avisados, y lo único que hacíamos, dijo, “era trabajar y vender diferentes productos y artesanías”.


Comentarios