Gobernador de Tabasco insta a mantener alerta por lluvias

viernes, 23 de julio de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 23 de julio (apro).- “En tanto exista algún tipo de riesgo, por mínimo que sea, no estaremos satisfechos con los avances que presentan las obras del Plan Hídrico Integral de Tabasco” (PHIT), espetó el gobernador Andrés Granier Melo al delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Jorge Octavio Mijangos.

El mandatario y el funcionario federal, acompañados del alcalde de Centro-Villahermosa, Jesús Alí de la Torre, supervisaron obras de protección de esta capital, a fin de reducir al mínimo la posibilidad de inundaciones como la de 2007.

 El recorrido incluyó las “ventanas de riesgo” o puntos vulnerables a inundación de colonias populares como Indeco, Casa Blanca y el malecón Carlos A. Madrazo, donde los bordos de protección presentan retrasos porque un grupo de colonos se niega abandonar su viviendas, lo que impide la conclusión de las obras, pese a un decreto expropiatario.

Granier Melo advirtió que “se acabó la tolerancia” para los moradores de diez viviendas y 17 comercios que no sólo se resisten a abandonar esa zona federal, sino que obstaculizan la terminación de la estructura de contención.

Anticipó que para cerrar cuanto antes esa “ventana de riesgo”, se procederá conforme a derecho, de acuerdo con los avalúos y lo que marca el decreto de expropiación, a fin de indemnizar y desalojar a quienes no lo hagan por su propia voluntad, ya que “el peligro no es sólo para ellos, sino para casi un millón de habitantes” de esta capital.

Granier exhortó a la población que vive en sectores vulnerables a permanecer atenta y “no confiarse” en esta temporada de lluvias que apenas comienza.

“Venimos a revisar que no exista riesgo para la gente, sobre todo porque es el momento oportuno, ahorita que los ríos a pesar de crecidos no están fuera de control. Sin embargo, todavía viene nuestra temporada fuerte de lluvias de septiembre a noviembre, por eso queremos que las medidas que se tengan que tomar se hagan a tiempo”, estableció.

También comentó que la turbinación de la presa Peñitas se mantiene dentro del rango acordado con Conagua y Comisión Federal de Electricidad (CFE), esto es, mil metros cúbicos por segundo, aunque, adelantó, podría incrementarse hasta mil 100 para ampliar el nivel de almacenamiento del embalse y tener un mayor rango de seguridad.

El delegado de la Conagua, Jorge Octavio Mijangos, reconoció que aunque aún existen riesgos, éstos son cada vez menores, pues por lo que respecta a Villahermosa sólo restan cinco kilómetros de bordos para cerrar todas “las ventanas” por donde pueda entrar el agua a la ciudad y, de ser necesario, se colocarían murallas de costales, para lo que hay 20 millones de pesos de presupuesto.

Resaltó que por problemas de carácter social se retrasaron las construcciones de varias obras, aunque se continúa privilegiando el diálogo para lograr avances concretos.

Otras Noticias