Inicia el PAN de Jalisco proceso contra 100 "traidores"

miércoles, 8 de septiembre de 2010

GUADALAJARA, Jal., 8 de septiembre (apro).- El Comité Directivo Estatal del PAN inició una investigación contra 100 panistas acusados de “traidores”.
Hernán Cortés Berumen, presidente de ese partido en Jalisco, dijo que la decisión del PAN se tomó luego del escándalo que provocó el apoyo de Oscar García Manzano, expresidente del Consejo de Administración del Instituto de Pensiones del Estado, a candidatos priistas en las elecciones locales del 5 de julio del 2009.
En conferencia de prensa, Cortés advirtió que si de las investigaciones se desprende que estos 100 panistas apoyaron a otros partidos, serán expulsados.
García Manzano no es miembro del PAN, sin embargo, para el dirigente panista y para Guillermo Martínez Mora, candidato perdedor en la alcaldía de Zapopan, “es un traidor” porque trabajo en el gobierno estatal, que es gobernado por un militante de Acción Nacional, Emilio González Márquez.
El escándalo tronó cuando se filtró a la prensa, ayer martes 7, una grabación donde García Manzano conversaba con el diputado federal priista Arturo Zamora. El tema era el apoyo al candidato Héctor Vielma en las elecciones del año pasado.
Horas después de que se dio a conocer la grabación, el gobierno del estado destituyó a García Manzano como presidente del Consejo de Administración del Instituto de Pensiones y lo sustituyó por el coordinador de asesores, Eduardo Mar de la Paz.
“Nosotros no vemos mal que apoye a otro partido porque García Manzano no es panista. Pero aquí la deslealtad es porque jamás nos lo informó y jugó las dos banderas de manera hipócrita. Yo estoy seguro que el gobernador no estaba enterado y no creo que sea cómplice, y por eso le pedimos que en solidaridad con su partido colabore en las indagatorias”, dijo Cortés Berumen.
García Manzano declaró a varias estaciones de radio que apoyó a Vielma porque es amigo de sus hijos y añadió que el gobernador le respetó su libertad de apoyar a quien le venga en gana.
“Debe ser una mentira más de García Manzano. Siempre ha sido un traidor, es una víbora, un psicópata que en repetidas ocasiones ha mostrado su deslealtad al PAN, que es el partido que le da trabajo desde hace años y sólo basta ver que asesora al alcalde priista de Guadalajara, Aristóteles Sandoval, en la reestructuración de la deuda del ayuntamiento y tiene negocios en Veracruz con el gobernador Fidel Herrera”, dijo furioso el candidato perdedor a la alcaldía de Zapopan, Guillermo Martínez Mora.
Desde las horas posteriores a la elección del 5 de julio del 2009 cuando el PAN perdió toda la zona metropolitana y la mayoría del Congreso de Jalisco, corrieron las versiones periodísticas de que el gobernador Emilio González Márquez y su equipo trabajaron para el triunfo del PRI. El objetivo era vengarse de sus enemigos políticos del grupo de Francisco Ramírez Acuña, que tenían la mayoría de las candidaturas y con quienes desde hace años sostienen una rivalidad por el control del partido.
“Estamos investigando si todo esto fue iniciativa propia de García Manzano o fue una participación conjunta de varios panistas desleales. Hasta el momento tenemos quejas contra 100 miembros del partido que probablemente colaboraron para otras campañas y candidatos. García Manzano no es miembro ni adherente ni activo, pero todo esto podría ser indicio de que haya muchos traidores y estamos recopilando las pruebas o videncias que pudieran finalizar en sanciones”, señaló Cortés.
Con todo, Cortés Berumen descartó que el gobernador haya operado a favor de otro partido, y también desechó la idea de que pudiera someterse a Emilio González Márquez a un proceso de expulsión, como sucedió con el exgobernador de Aguascalientes Jorge Reynoso Femat.

jpa
---FIN DE NOTA---
/V/V/