Arrecia guerra de gobernador de Puebla contra 'e-consulta'

miércoles, 19 de octubre de 2011
PUEBLA, Pue. (apro).- La guerra entre el gobernador Rafael Moreno Valle y el medio digital e-consulta continuó este miércoles, pero ahora a través del portal Sexenio Puebla, cuyo presidente del Consejo Administrativo es Gerardo Islas Maldonado, excoordinador de Relaciones Públicas de la campaña del ahora mandatario poblano. En una nota publicada este miércoles, Sexenio Puebla exhibe copias de facturas que expidió e-consulta, y asegura que las obtuvo de una de las cuatro mil cajas que fueron sustraídas del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), supuestamente resguardadas por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) desde el pasado fin de semana. Las facturas que ese medio afirma tener en su poder corresponden a pagos que hizo el gobierno de Mario Marín a e-consulta –que mantiene un enfrentamiento con el gobierno de Rafael Moreno Valle– entre 2006 y 2010, por un total de 10 millones 135 mil pesos. “Esta información fue recabada por Sexenio Puebla en una de las cuatro mil cajas que recientemente, y de manera ilegal, el auditor del Orfis, Víctor Manuel Hernández Quintana, llevó a través de terceros a dos bodegas clandestinas”, dice la nota, que está firmada por el columnista Mario Alberto Mejía. “Las facturas de e-consulta se hallaron en un apartado en el que también se encuentran todos los convenios de publicidad que el gobierno marinista hizo con los medios de comunicación. Existe, además, otro rubro en el que destacan diversos negocios hechos por periodistas poblanos en los más diversos temas. Por ejemplo: obra pública (a través de constructoras de terceros), materiales para construcción, medicamentos y servicios de consultoría”, añade. En días pasados, Rodolfo Ruiz, director de e-consulta, acusó al gobierno de Moreno Valle de imponer un boicot publicitario (Proceso 1824), debido a la línea crítica e independiente que ha mantenido ese medio. Según la nota publicada hoy por Sexenio Puebla, la exhibición de los pagos que recibió e-consulta durante el marinismo desacreditan las acusaciones de Ruiz en contra del gobierno poblano, pero nunca aclara cómo fue que tuvo acceso a los documentos, supuestamente resguardados por la PGJ. El pasado lunes 17, a través de un comunicado, el gobierno de Puebla informó que las más de cuatro mil cajas “con información valiosa de cuentas públicas del sexenio de Mario Marín Torres” estaban aseguradas por la PGJE, “a fin de evitar la posible sustracción, destrucción, manipulación u ocultamiento de la información que se encuentra en dicho órgano”. Al preguntarle al director de Comunicación del gobierno del estado, Sergio Ramírez, cómo es que Sexenio Puebla accedió a esos documentos, justo en momentos en que e-consulta ha hecho públicas acusaciones contra el gobierno estatal, simplemente respondió: “Me encantaría saberlo”. Ramírez insistió que más que saber la forma en que ese medio obtuvo documentos de la cuenta pública de Marín, “lo importante” es que las cantidades que revelan las facturas demuestran que las quejas de e-consulta se derivan de los pagos que recibía y ahora ya no, añadió. “Lo importante es que se vea la diferencia entre lo que recibía un medio de comunicación y lo que hoy recibe, las razones por las cuales recibe y cómo está directamente ligada su facturación a este tipo de mentiras y de ataques”, recalcó. En la Quinta Columna, también escrita por Mario Alberto Mejía en Sexenio, se asegura que fue el propio Ramírez quien reveló a los medios de comunicación, a través de su twiter, la información sobre los pagos que supuestamente Mario Marín hizo a e-consulta. “Un tuit de @sramiresrobles (Sergio Ramírez Robles, director de Comunicación Social del gobierno del estado) encendió la noche poblana. Faltaban doce minutos para las once cuando en 140 caracteres mandó un mensaje brutal: “el ‘paladín de la libertad de expresión en Puebla’ recibió por convenio con Marín diez millones de pesos. Con razón inventa tanto”. Todo mundo pensó en @periodistasoy (Rodolfo Ruiz Rodríguez, director de E-Consulta)”. “De confirmarse el tuit del vocero”, agrega, “y de ser Ruiz el aludido “paladín de la libertad de expresión”, quedará en claro por qué en la entrevista que le hizo el reportero de Proceso, Juan Pablo Proal, dijo, como en broma, “cuánto extraño a Mario Marín”. Y cómo no extrañarlo si le dio diez millones de pesos”. Un día después, en su nota principal, Sexenio-Puebla mostró los documentos que detallan los pagos.

Comentarios