Dictan formal prisión contra exauditor de Puebla

lunes, 31 de octubre de 2011
PUEBLA, Pue. (apro).- El juez octavo de lo penal dictó auto de formal prisión contra el extitular del Órgano de Fiscalización Superior del estado de Puebla, Víctor Manuel Hernández Quintana, como presunto responsable de delitos cometidos en la administración de justicia y en otros ramos del poder público. En un comunicado, el Tribunal Superior de Justicia informó que la acusación contra Hernández Quintana se derivó del proceso penal número 242/2011, a raíz de la denuncia que presentó el presidente municipal de Tlatlauquitepec, Porfirio Loeza Aguilar. Antes de que se dictara la formal prisión, el ahora exauditor –quien obtuvo un amparo de la justicia federal– se presentó al Juzgado Octavo de lo Penal para rendir su declaración preparatoria por escrito, y pidió la ampliación del término constitucional, que se cumplió este lunes. Las supuestas irregularidades que se le imputan al exauditor datan del año 2006, cuando fue contratado como auditor externo del municipio de Tlatlauquitepec, pero en enero de 2007 inició una demanda civil contra aquel ayuntamiento por el pago de honorarios. Meses más tarde fue designado auditor general del órgano de fiscalización del Congreso del estado, pero se detectó que hubo conflicto de intereses en la revisión de la cuenta pública de Tlatlauquitepec, en virtud de que Hernández Quintana no se excusó del caso. En tanto, en el Congreso local arrancó el proceso para elegir al nuevo titular del Órgano de Fiscalización Superior. Al respecto, el presidente de la Comisión Inspectora, Mario Riestra Piña, dijo que el Congreso seguirá la indagatoria que le corresponde. "Los diputados seguimos adelante en el proceso de investigación que se lleva a cabo en el Órgano para que se pueda entregar la institución sin ningún problema en cuanto se elija a un nuevo auditor", manifestó. Entre los candidatos se encuentra David Villanueva Lomelí, registrado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, mientras que otras instituciones hicieron lo propio con Salvador Castillo y a Francisco José Romero Serrano.

Comentarios