En un año se disparan 160% los feminicidios en Nuevo León

jueves, 24 de noviembre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Los feminicidios en Nuevo León se incrementaron 160% este año con respecto al anterior, de acuerdo con un estudio realizado por organizaciones no gubernamentales (ONG). En el informe, las ONG lamentan que frente al incremento de muertes violentas de mujeres, las autoridades estatales minimicen el problema y, con frecuencia, “irresponsablemente asocian prematuramente a las muertas con actividades criminales”. De acuerdo con el reporte, en 2010 hubo 74 mujeres asesinadas en la entidad, mientras que del 1 de enero al 31 de octubre de este año, la cifra ascendió a 193. El reporte no incluye las 14 mujeres privadas de la vida dolosamente en noviembre, por lo que la estadística sube a 207, sin contar lo que resta del año. El informe fue enviado ayer a Suiza al Comité de Seguimiento de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (Cedaw), adscrito a las Naciones Unidas, explicó Irma Alma Ochoa Treviño, directora de Arthemisas por la Equidad, asociación dedicada a la defensa y promoción de derechos de las mujeres, con sede en Nuevo León. En el recuento de los feminicidios en territorio nuevoleonés, se encontró que 80% de las víctimas se localizaron en vías o lugares públicos y el 20%, en su propia casa. De estos crímenes, 146 fueron imputados a la delincuencia organizada; cinco al Ejército, dos al Grupo de Reacción Inmediata y uno a las fuerzas militares de apoyo a Seguridad Pública del estado. Los demás, a familiares y personas conocidas por las víctimas. En este reporte denominado Informe Sombra de la Sociedad Civil, los organismos locales encontraron que, según registros hemerográficos, del 2000 al 2008 en la entidad hubo un promedio de 23 mujeres asesinadas, cifra que aumentó a 40 en el 2009. Frente a este incremento de violencia contra las mujeres, el estado se ha mostrado apático, según el reporte que precisa: “El progreso económico de Nuevo León (ubicado al noreste de México) no se refleja en el desarrollo humano, ni en avances visibles en la equidad de género. En medio de la violencia social atribuida a la delincuencia organizada, las mujeres han resultado seriamente afectadas y la estadística señala que los crímenes contra las mujeres se han multiplicado con respecto al año 2010, esto además de la elevada violencia familiar, que padece el 40 por ciento de las nuevoleonesas”. El informe resalta que en Nuevo León no existe una ley que garantice la igualdad entre mujeres y hombres, a pesar de que desde el 2006 se aprobó a nivel nacional la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres. Tampoco existe un sistema estatal que garantice la igualdad y la no discriminación. Ochoa Treviño lamentó que Nuevo León sea uno de los estados que aún no haya tipificado el feminicidio como delito en su código penal. Según el reporte, 34% de las asesinadas no han sido identificadas y muchos de sus cuerpos han sido depositados en la fosa común. “Cuando aparecen mujeres asesinadas en la entidad, las autoridades, antes de llevar a cabo investigación alguna, afirman que se trata de mujeres vinculadas a la delincuencia organizada, criminalizando a priori a las víctimas.” Frente a la brutalidad, prevalece la indiferencia de los tres poderes de Nuevo León: “El problema se ha minimizado en los diferentes poderes de la entidad: Ejecutivo, Legislativo y Judicial” “Organizaciones civiles reportan haber recibido casos de violaciones que no han sido denunciados ante la autoridad, con la característica de que las mujeres son desaparecidas. Las víctimas son mujeres jóvenes que han sido bajadas de sus vehículos por comandos o han sido interceptadas en plena calle, sumándose a la violación otras agresiones. Las mujeres y las niñas de Nuevo León se encuentran entre la población más vulnerable en medio del clima de inseguridad y violencia que impera en la entidad”. El informe fue elaborado por las asociaciones civiles locales Alternativas Pacíficas, Arthemisas por la Equidad, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, Comunicación e Información de la Mujer en Nuevo León, Pro Salud Sexual y Reproductiva, y Zihuame Mochilla y el Colectivo Plural de Mujeres.

Comentarios