PRI culpa al PAN de la "guerra sucia" contra Ivonne Ortega

miércoles, 23 de febrero de 2011

MÉRIDA, Yuc., 23 de febrero (apro).- El Comité Directivo Estatal del PRI en Yucatán acusó al PAN de llevar a cabo una “guerra sucia” en contra de la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, y anunció una contraofensiva.
    Las acusaciones del PRI se dan en la víspera del “juicio popular”  al que será sometida Ortega Pacheco por parte del Frente Cívico Familiar, una organización vinculada al PAN, según los priistas.
            En una carta dirigida a la opinión pública, la dirigencia estatal del PRI denunció públicamente “el inicio de una guerra sucia en contra de su militancia, dirigentes partidistas y autoridades emanadas de este instituto político”.
            Destaca que esta “guerra sucia” del PAN ha sido “especialmente virulenta” en contra de Ivonne Ortega Pacheco.
“En el PRI lamentamos que con particular encono se dirijan insultos y oprobios a nuestra gobernadora y haya, incluso, quien se solace con este tipo de expresiones, ya que ella es, además de una gobernante, una mujer que merece respeto”, agrega.
En el texto, el PRI recuerda que desde hace algunos días han aparecido pintas de color azul en diversos puntos de la capital yucateca en contra de miembros del PRI y diversas autoridades gubernamentales y atribuye tales acciones al PAN.
            “De acuerdo con los primeros reportes que recibimos de nuestros comités, personas que actúan en parejas, a bordo de autos compactos y de motocicletas, aprovechan la oscuridad de la noche y la madrugada para la elaboración de pintas ofensivas en color azul, mismas que se pueden leer en bardas y lugares públicos, incluso algunos cercanos a diversos medios de comunicación”, dice.
           La dirigencia priista señala que esos hechos “podrían constituir actos anticipados de campaña”; y condena “de manera enérgica estas actitudes, que no son nuevas en el haber de los panistas, pues ellos introdujeron en Yucatán el concepto de ’guerra sucia’ y la han repetido en sucesivos procesos electorales y en sus procesos internos”.
            Así mismo, exige un alto a las “actitudes misóginas que no van con el carácter pacífico y educado de los habitantes de Yucatán”; y reclama “respeto, especialmente a la mujer”.
            Dice que en el PRI se opta por el debate de ideas y el trabajo unido por el desarrollo del estado. “Repudiamos que, a falta de propuestas y de razón, se intente sembrar la semilla del odio y de la intolerancia”.
            No obstante, advierte: “Hemos puesto en alerta a todos nuestros comités y a nuestra militancia para salir a cazar a esos ‘mapaches adelantados’ y proceder, mediante la vía legal, en contra de quienes están apostando por este tipo de actitudes que, insistimos, no sólo están a destiempo, sino que enrarecen la convivencia, la paz y el trabajo por el desarrollo que prevalece en nuestro Yucatán.”
            También anuncia el inicio de actividades para promover la cultura cívica y los valores entre la sociedad yucateca, “principalmente entre los jóvenes, actividades con un profundo sentido social, ecológico y, sobre todo, para fortalecer los valores de paz, legalidad y pensamiento positivo”.
             “Con propuestas y trabajo a favor de la sociedad de Yucatán, el Partido Revolucionario Institucional responde a las ofensas de quienes no saben otra cosa más que el insulto. Con trabajo y actitud proactiva respondemos a quienes apuestan al odio y a la intolerancia”, agrega.
           Por su parte, el ayuntamiento negó al Frente Cívico Familiar (FCF) el permiso para realizar en el zócalo de esta ciudad el “juicio popular” contra la gobernadora.
   La excusa que dio la autoridad municipal fue que mañana, en ese sitio, se celebrará otro evento alusivo al Día de la Bandera que se había organizado con antelación.  
            No obstante, en su portal electrónico el FCF anunció que el juicio popular a Ivonne Ortega no se cancela, sólo se reubica al Callejón del Congreso, situado a escasos metros del zócalo.