Denuncian adeudo millonario en Instituto de Pensiones de Veracruz

martes, 22 de marzo de 2011

JALAPA, Ver., 22 de marzo (apro).- El director general del Instituto de Pensiones del Estado (IPE), Gonzalo Morgado Huesca, reveló que el gobierno anterior dejó de pagar impuestos a la Secretaría de Hacienda (SHCP) durante cinco años y que por esa razón arrastran un adeudo de20 millones de pesos.
    Además, denunció que también se dejó de pagar a las empresas encargadas de la construcción del nuevo edificio del IPE, cuyo adeudo asciende a 9.5 millones de pesos y que la llamada Lotería Veracruzana, instituida por Herrera Beltrán para “generar ganancias” a favor del instituto, “sólo ha reportado pérdidas”.
    Esa situación, detalló, orilló al organismo estatal a dejar de pagar impuestos de los hoteles Xalapa y Chachalacas, parte de los bienes del IPE.
Pese a ello, sostuvo Morgado Huesca, las finanzas de la institución “están sanas”, ya que cuenta con recursos por más de 3 mil millones de pesos en bancos, y el gobernador Javier Duarte “nos ha estado apoyando para cubrir las prioridades del IPE”.
    Detalló que, a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), se han calendarizado una serie de pagos pendientes que se irán cubriendo “poco a poco”, aunque la situación real de los adeudos se conocerá en abril próximo, cuando se reúna el consejo directivo del IPE.
    Y ahí no termina todo, pues burócratas jubilados, así como trabajadores en activo, han estado reclamando una serie de pagos adeudados por el gobierno del estado.
    Sin embrago, el funcionario se negó a precisar el monto de los adeudos y que, según dirigentes de los sindicatos que cotizan en el IPE, supera los 3 mil 500 millones de pesos, derivados de las cuotas descontadas vía nomina a los burócratas y que la Sefiplan no transfirió al organismo.
    “Ese dato no se los puedo decir porque me lo tiene que autorizar el consejo directivo, porque son mis jefes”, atajó Morgado Huesca, quien admitió que la deuda se viene arrastrando desde hace varios sexenios, “porque se retrasaron en pagar las cuotas de los trabajadores”.
    Luego dijo que el organismo cuenta con el apoyo del gobierno “para ir cubriendo 100 millones de pesos de los préstamos y una nómina de 250 millones a pensionados y jubilados”.
    Aunque insistió en que el IPE “no tiene problemas financieros”, reconoció que “se tienen que reforzar los bienes de la institución, como son los hoteles, ya que la administración pasada dejó de pagar los impuestos a Hacienda”.
    El instituto, justificó, enfrentaba problemas de liquidez, “por lo que la administración anterior tenía que optar entre pagar la nomina o los impuestos, y optó por lo primero”.

Comentarios