La administración de Ulises Ruiz cometió un quebranto patrimonial de 1735 mdp, revela gobierno de Oaxaca

miércoles, 20 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 20 de abril (apro).- Las huellas de posibles hechos de corrupción cometidas durante el sexenio de Ulises Ruiz comienzan a salir a flote.

Por lo pronto, el gobierno de Gabino Cué tiene documentado hasta ahora un presunto quebranto patrimonial por mil 735 millones de pesos.

 Esa cifra incluye irregularidades detectadas en diversas dependencias, según explicó Perla Woolrich, titular de la Contraloría y Transparencia del gobierno de Oaxaca.

En entrevista con Carmen Aristegui, en MVS Noticias, la funcionaria estatal explicó que a la fecha se han realizado 17 auditorías a distintas áreas de gobierno, que arrojan desvíos por mil 735 millones de pesos.

Antes de proceder administrativa y penalmente contra los presuntos responsables, Woolrich explicó que los involucrados tienen un plazo de 15 días para responder a las observaciones hechas por la Contraloría estatal.

"Apenas estamos con el hilo de la madeja", dijo la funcionaria.

Indicó que en tres meses se podrían tener resultados concretos sobre el manejo de las finanzas públicas durante el gobierno de Ruiz.

La funcionaria afirmó que las investigaciones sobre las finanzas están en curso, y destacó que en la aplicación de recursos del programa Seguro Popular se encontraron irregularidades "por miles de millones de pesos", aunque también mencionó posibles anomalías en la construcción de infraestructura en el Auditorio Guelaguetza.

"Creo que habrá muchos procesos administrativos para deslindar responsabilidades, y también penales", comentó Woolrich.

Al respecto, el gobernador Gabino Cué, quien al llegar al gobierno ofreció una auditoría minuciosa de los presupuestos que manejó su antecesor Ulises Ruiz, puntualizó que las inconsistencias señaladas corresponden sólo al último ejercicio legal de la administración anterior, por lo que no se descarta que la cifra pueda elevarse al auditar los años anteriores.

Hasta el momento, dijo, no se han interpuesto denuncias penales en contra de ningún funcionario del gobierno anterior, ya que las auditorías no han concluido.

“Vamos a ser cuidadosos (…), vamos a actuar si hay elementos, si se detecta que hubo un manejo irregular o administrativo, pero tenemos que ser muy serios”, apuntó.

Cué agregó que a casi cuatro meses de iniciadas las auditorías en las diferentes dependencias del gobierno estatal, aún no tienen una fecha para culminar con este proceso, ya que “lleva días”.

De acuerdo con anteriores reportes de la Contraloría y Transparencia Gubernamental del gobierno estatal, las inconsistencias van desde incumplimientos a los lineamientos normativos, traspasos indebidos, deficiencia en la integración de expedientes, gastos indebidos, falta de documentación comprobatoria e incumplimiento en los procesos de adjudicación de obra, entre otros.