Detectan irregularidades por casi 2 MMDP en alcaldía de Puebla

lunes, 23 de mayo de 2011

PUEBLA, Pue.,  23 de mayo (apro).- La comisión de entrega-recepción del Ayuntamiento de Puebla encontró supuestas irregularidades por mil 986 millones de pesos cometidas durante la administración encabezada por la priista Blanca Alcalá Ruiz.
Los regidores panistas Pedro Gutiérrez Varela, Matías Rivero, Alicia Romero y Arturo Loyola informaron que en el proceso de entrega-recepción se realizaron 384 observaciones: 102 fueron por deficiencias administrativas y 282, por presuntos daños patrimoniales cometidos por la pasada administración municipal.
Las irregularidades van desde “nómina inflada” con “aviadores” hasta anomalías en el sistema de Catastro, en obras de la Laguna de Chapulco y del Paseo Bravo.
También ingresos no depositados por parte de la Secretaría de Gobernación; en las pruebas de confianza hechas a policías municipales, y en el uso discrecional de los vales de gasolina por parte de los funcionarios, entre otras.
Los panistas aseguraron que a lo largo de esta semana darán detalles de estas supuestas irregularidades cometidas por la pasada administración, que podrían conllevar a levantar cargos contra la exalcaldesa Blanca Alcalá Ruiz u otros exfuncionarios.
El regidor Gutiérrez Varela aclaró que los exfuncionarios responsables de las áreas a las que se les hicieron observaciones, aún tienen la oportunidad de defenderse y presentar pruebas a su favor para demostrar la correcta aplicación de los recursos; y aclaró que será el Órgano de Fiscalización Superior del estado (Orfise) la instancia que determine si hay responsabilidades administrativas y penales.
Sin embargo, el regidor priísta Octavio Castilla Kuri aseguró que no existen pruebas documentales de las supuestas irregularidades detectadas a la administración de Alcalá Ruiz, además de que la empresa que fue contratada como auditora, Maldonado y Santillana, es propiedad del dirigente municipal panista Gerardo Maldonado Balvanera, lo que la deja en calidad de “juez y parte”.
Además, dijo que esta misma empresa auditora fue autorizada por el Cabildo para revisar la cuenta pública del primer año de gobierno del alcalde panista Eduardo Rivera.
“Es un dictamen tendencioso, parcial, sin evidencias, lleno de acusaciones sin probar --dijo el regidor--, lo único que persiguen es un linchamiento mediático y político en contra de Alcalá Ruiz.”
En tanto, Ernesto Ramírez López, exasesor jurídico de la anterior administración, leyó hoy un comunicado a nombre de los exfuncionarios municipales, en el cual considera que es ridículo e insostenible que se imputen irregularidades por un monto de casi 2 mil millones de pesos al gobierno de Alcalá.
En el comunicado apunta que esa cantidad de dinero equivale al presupuesto de egresos de un año de un gobierno municipal, seis años de recaudación del impuesto predial o hasta 50 años de recaudación del impuesto sobre la adquisición de bienes inmuebles.
Los ex funcionarios lamentaron que se informe a la ciudadanía en base a un informe incompleto y parcial, pues aún falta que acudan ante los órganos correspondientes a hacer las aclaraciones y precisiones de las supuestas observaciones que se hicieron en el proceso de entrega-recepción.