Inicia ayuno exgobernador de Chiapas; se dice perseguido político

miércoles, 8 de junio de 2011
CINTALAPA, Chis.- (apro).- El exgobernador Pablo Salazar se declaró hoy en huelga de hambre dentro del penal El Amate, de donde dijo sólo saldrá “exonerado o al panteón”. Luego de comparecer ante el juez tercero del ramo penal, Belisario Domínguez Velasco, donde rechazó los cargos que se le imputan -entre ellos peculado, abuso de autoridad y asociación delictuosa-, Salazar Mendiguchía denunció que su captura “es el clímax de una persecución política y judicial de la que ha sido víctima a lo largo de cuatro años y medio”. El exgobernador se dijo “inocente y que es falso de lo que me acusan y me reservo el derecho a declarar”. Según sus representantes legales, el exmandatario chiapaneco inició desde anoche una huelga de hambre con la advertencia de que sólo saldrá de prisión “absuelto o muerto”. En la audiencia, donde estuvieron presentes sus abogados Ilán Katz y Alfredo Domínguez, éstos denunciaron una serie de irregularidades en el proceso que se sigue a su defendido, como el que se les impidió tener contacto con Salazar, lo que se configuró en una incomunicación. Posteriormente, acusaron que jamás les exhibieron la orden de aprehensión contra el detenido y se les ha obstaculizado el acceso a los 21 expedientes que suman más de 9 mil fojas. “Si realmente vivimos en un estado de derecho, entonces deben poner el ejemplo las autoridades chiapanecas”, reviraron. Salazar Mendiguchía se reservó su derecho a declarar y pidió al juez se ampliara el término constitucional a 172 horas, con el fin de que se le dicte la formal prisión o el auto de libertad. Por la mañana, el procurador Raciel López Salazar anunció que el Ministerio Público solicitará hasta 20 años de prisión en contra de Pablo Salazar, por los delitos de ejercicio indebido del servicio público y asociación delictuosa. López Salazar detalló que la acusación en contra del exgobernador data de 2007, por el presunto desvío de 104 millones de pesos para la compra de un seguro. En entrevista con Carlos Loret de Mola para Primero Noticias, el procurador chiapaneco rechazó que la detención de Salazar Mendiguchía sea una revancha política del actual gobernador Juan Sabines. Según un comunicado del gobierno estatal, el exgobernador fue detenido en cumplimiento a una orden de aprehensión dictada por el juez tercero en materia penal dentro de la causa 96/2011, derivado de las investigaciones iniciadas en febrero de 2009, por los delitos de peculado, ejercicio indebido del servicio público, abuso de funciones públicas, abuso de autoridad y asociación delictuosa.  

Comentarios